Remedios naturales para tratar el dolor articular

imagesLa artritis, el asma, problemas renales, golpes, alergias, enfermedades cardíacas, entre muchas otras dolencias, pueden provocar inflamación en alguna parte de nuestro organismo.

Por: Rafael Roa
Se trata de una necesaria respuesta inmune del cuerpo, de la que depende el proceso natural de sanación. No obstante, el dolor que produce esa inflamación repercute de lleno en la calidad de vida, deteriorándose sensiblemente. Los que lo padecen, lo saben de sobra. Además, los profesionales sospechan que ese proceso influye en la obesidad, enfermedades del corazón e incluso el cáncer.
Por lo general, las personas, para escapar de ese dolencia, que en casos extremos puede llegar a ser invalidante, recurren (y a veces abusan) a los conocidos medicamentos antiinflamatorios, que presentan efectos secundarios serios, entre ellos las úlceras en el estómago.
Por fortuna, existen hierbas, especias y plantas que poseen propiedades antiinflamatorias y analgésicas las cuales constituyen excelentes alternativas naturales.
Aquí están los más efectivos aniinflamatorios naturales según la ciencia:
1- Romero
De acuerdo a un estudio de la Universidad de Maryland Medical Center, en Estados Unidos, el romero tiene propiedades antiinflamatorias, reduce los niveles de cortisol y ayuda a bajar la ansiedad. Se consume como infusión. Se hierven 500 cm cúbicos de agua y se le agrega 20 gramos de romero.
2- Cola de Caballo
Una investigación del profesor Jan Andrew Henderson, de la Universidad de Oxford, en Inglaterra, destaca la propiedad antiinflamatoria de Cola de Caballo. En tanto, la Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales (Natural Medicines Comprehensive Database) la califica como muy eficaz como analgésico.
La cola de caballo, cuyo nombre científico es Equisetum arvense, es una de las plantas silvestres más primitivas que se conocen. En la antigua Grecia, Roma y China ya se conocían sus propiedades sanadoras y cicatrizantes. Actualmente es una de las plantas medicinales más utilizadas en el mundo. Se consume como infusión. Se hierve agua y se le echa una cucharadita llena de cola de caballo seco. Luego hay que tapar, dejar reposar durante 5 minutos y filtrar. La infusión es bastante amarga, por lo que se le puede agregar azúcar o miel.
Según algunos estudios, el consumo a largo plazo de cola de caballo puede provocar daño debido a que contiene una sustancia química llamada tiaminasa que descompone la vitamina tiamina, lo que posiblemente lleve a una deficiencia de tiamina. Algunos productos están etiquetados como «libres de tiaminasa,» pero no hay suficiente información disponible para saber si estos productos son seguros.
3- Jengibre
El jengibre es una planta con flores procedente de China. Pertenece a la familia Zingiberaceae y está estrechamente relacionado a la cúrcuma, el cardamon y la galanga. El rizoma (parte subterránea del tronco) es la parte que se usa normalmente como especia, conocido normalmente como raíz de jengibre o simplemente jengibre. El jengibre cuenta con un largo historial de uso en diversas formas de la medicina tradicional y alternativa. Ha sido utilizado con fines medicinales en las culturas de India y China por más de 5000 años.
Diversos estudios, entre ellos uno que demostró que el consumo de 2 gramos de jengibre al día durante un periodo de 11 días reduce considerablemente el dolor muscular en personas que desarrollaban ejercicios del codo, han demostrado que las propiedades antiinflamatorios y analgésicas del jengibre son eficaces contra el dolor muscular. Un estudio encontró consumir jengibre fue tan eficaz el ibuprofeno para aliviar los dolores articulares.

Para consumirlo se debe hacer una infusión con una mezcla de dos vasos de agua, cucharadas de miel y 200 gramos de jengibre que haya sido rallado.
4- Cúrcuma
Un artículo publicado en Advanced Experimental Medical Biology, en 2007, explica lo siguiente: “La curcumina ha demostrado tener actividad antioxidante, antiinflamatoria, antiviral, antibacteriana, antifúngica, y contra el cáncer. Por lo tanto tiene un potencial contra diversas enfermedades como diabetes, alergias, artritis, enfermedad de Alzheimer y otras enfermedades crónicas”.
La cúrcuma es una raíz relacionada con el jengibre que es nativa de Asia del Sur. Es de color marrón oscuro en el exterior y naranja intenso en el interior y se ha usado medicinalmente por más de 4.000 años para tratar problemas digestivos y reducir la inflamación.
Otro estudio realizado en Italiza encontró que la cúrcuma provocó una disminución del 58% del dolor y la rigidez de pacientes con osteoartritis de rodilla. Incluso mostraron una mejora del 300% de su bienestar emocional.
Cómo usarlo: La cúrcuma se utiliza a menudo con el curry, dándole al plato un tinte amarillo. Otro modo de uso de la cúrcuma: Debe de mezclarse en una proporción de 2 gramos de cúrcuma por cada 3 tazas de agua y agregar un par de cucharas de miel para darle un gusto más agradable.
5- Lino
La semilla de linaza contiene una sustancia que se asemeja a la prostaglandina, la cual regula la presión y función arterial, cuyos beneficios juegan un papel importante en el metabolismo de las grasas, del calcio y de la energía. Se trata del único alimento que bloquea el camino del estrógeno. Ello se debe a que contiene esa rara combinación de un estrógeno débil y un ácido graso omega-3.
En un estudio publicado en la revista Food and Chemical Toxicology, los investigadores sometieron a un grupo de ratas a dieta controlada de aceite de las semillas de lino y la harina de linaza, mientras a otro grupo con aceite de soja. Luego de 17 semanas, las alimentadas con aceite de semillas de lino y con harina de semillas de lino mostraron una menor incidencia del precursor del cáncer de colon, de un 84 y un 87,5% respectivamente. En otro experimento, publicado en International Journal of Cancer, los investigadores demostraron que la inclusión de semillas de lino en la dieta produjo una reducción en el crecimiento y metástasis de los receptores de estrógenos negativos relacionados con el cáncer de mama en ratones. Los investigadores determinaron el efecto inhibidor de los tumores asociado a la linaza, que se debe al aceite presente, el lignano diglicósido secoisolariciresinol (SDG).
Cómo tomarlo: Triturar las semillas de lino con un molinillo de café y tomar 25 gramos al día incorporados a los panes caseros, bollos o bizcochos, mejor integrales. También se puede agregar en los jugos de frutas, yogurt, salsas, ensaladas y sopas, entre otros.
Es importante triturar las semillas, ya que de ese modo se rompe su dura capa exterior, lo que permite que las enzimas humanas tengan un mejor acceso a los elementos beneficiosos contenidos en las semillas de lino.
6- Laurel
El laurel está considerado como un calmante muy eficiente del dolor, como así también antiinflamatorio y antirreumático. El laurel es utilizado para tratar los dolores de ciáticas, torceduras de tobillos, esguinces, en cuyo caso más aconsejado es frotarse la zona afectada con el aceite esencial de laurel.
Un estudio de la Universidad de Viena, estableció que el aceite esencial procedente de las hojas de laurel muestra un significativo efecto analgésico en pruebas de laboratorio, junto con un efecto antiinflamatorio dosis dependiente y un moderado efecto sedante. Loa autores del trabajo consideran estos efectos comparables a los de la morfina y piroxicam.
El laurel era conocido y utilizado como planta medicinal desde la antigüedad. En Grecia, donde era abundante, Dioscórides consideraba que las hojas de este arbusto eran caloríficas y molificativas, recomendando los baños de asiento con el líquido de cocción de las hojas para enfermedades de vejiga y útero. También recomendaba las hojas aplicadas en emplasto contra las picaduras de avispas y abejas y, en forma de cataplasma contra las inflamaciones locales.
Cómo ingerirlo: Hervir un litro de agua y después añadir 10 gr. de hojas de laurel. Luego hay que aplicarlo sobre la zona del dolor.
7- Ananá
Las frutas, en general, son alimentos ricos en fibra, hidratos de carbono, vitaminas y minerales, mientras que su contenido en grasa y proteínas es bajo. El ananá, en particular, es una fruta poco calórica, ya que aporta unas 100 Kcal por ración (es decir, cada 200 g) y, además, es muy rica en agua: 200 gramos de piña contienen unos 160 gramos de agua. Entre sus propiedades más notables, según explican en Eroski Consumer, destaca que es fuente de fibra dietética. Según las tablas de composición de alimentos del CESNID, una ración de ananá posee hasta 3 gramos de fibra.
Diversas investigaciones demuestran que comer ananá puede evitar la inflamación de los tendones (tendinitis), de los sacos sinoviales (bursitis) y para el dolor muscular. Además, si se consumo se combina con cúrcuma, los efectos antiinflamatorios son mayores. El ananá posee enzimas, denominadas bromelinas, que actúan como poderosos antiinflamatorio natural.
8- Tila
La Tila (Tilia alba), proviene del árbol de la tila, también conocida como tilo. Posee numerosas propiedades medicinales que se obtienen tanto de sus hojas como de sus flores y corteza.
Esta infusión fue bautizada el “néctar de los reyes” desde la antigüedad debido a sus beneficios. Desde tiempos muy remotos ha sido utilizada como remedio casero en la cura de diferentes afecciones. Desde dolores de cabeza, trastornos digestivos, para tratar de calmar el sistema nervioso, este sedante suave ha sido utilizado por los nativos americanos para mejorar la salud y también por los europeos durante la Edad Media.
Con respecto a la cantidad recomendada, se puede consumir al día 2 gramos de la planta cada 150 ml de agua. Dos veces al día, preparada en infusión de manera tradicional, a partir de sus hojas y flores.
En 2013, investigadores de la Facultad de Química de la Universidad de México observaron que el consumo de tila provocó la muerte a los ratones de laboratorio a los que se administró el extracto. Además, encontraron que los compuestos con mayor actividad sedante y relajante eran al mismo tiempo los compuestos con mayor toxicidad. Sin embargo, aún la investigación no fue confirmada.
9- Canela
Es un aromatizante que se extrae de la corteza del árbol de canela. Contiene Vitamina C, Vitamina B1, hierro, potasio, calcio, fósforo. Es originaria de Sri Lanka (Ceilán), Birmania, India y América del Sur, su corteza es picante y de sabor dulce, utilizada desde la antigüedad para el tratamiento de enfermedades cardiacas, del bazo, el hígado y los riñones.
Los estudios científicos realizados sobre las propiedades de la canela han determinado que triplica la capacidad de la insulina para metabolizar la glucosa o azúcar en la sangre, que provee de energía y por lo tanto representaría un excelente alimento para prevenir de la diabetes.
Un estudio reciente encontró que el extracto de canela ayudó a suprimir la inflamación del colon en ratones, lo que lleva a los investigadores a decir que el extracto de canela puede tener efectos antiinflamatorios significativos en los seres humanos también.
El Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral (NCCIH, por sus siglas en inglés) no recomienda tomar más de seis gramos al día durante más de seis semanas, ya que algunas personas pueden ser alérgicas a la canela. La canela de cassia (también conocido como la canela china) también debe utilizarse con moderación, ya que contiene compuestos similares a los encontrados en los anticoagulantes.
10- Ajo
Ya en la Antigua Grecia, Hipócrates, físico y padre de la medicina, solía recetar ajo para tratar diversas enfermedades. Hoy en día, la ciencia moderna ha corroborado muchos de sus beneficios. Es rico en un compuesto de azufre llamado alicina, del que se cree disminuye la cantidad de líquido que se acumula en las articulaciones lo que alivia la sensación de dolor. De esta forma reduce las inflamaciones de una forma muy poderosas.
La dosis mínima eficaz para lograr efectos terapéuticos es de un diente de ajo con las comidas, 2 o 3 veces al día. El compuesto activo del ajo, la alicina, solo se forma cuando machacamos o partimos ajo crudo. Si se cocina antes de machacarlo, sus beneficios no serán los mismos.
Según una investigación que realizaron en conjunto la Universidad Carolina de Praga (República Checa) y la Universidad de Stirling (Reino Unido) se ha descubierto una propiedad menos conocida y cuanto menos llamativa: el olor corporal de los hombres que comen ajo habitualmente resulta muy atractivo para las mujeres. El experimento se llevó a cabo con 42 hombres a los que se dividió en tres grupos: el primer grupo tuvo que comer ajo crudo; el segundo, cápsulas de ajo y, el tercero no comió ajo, como grupo de control. Tras esto, los investigadores reclutaron a 82 mujeres para que expresaran sus sensaciones ante los distintos participantes masculinos del experimento y tuvieron que calificarlos, por su olor, por su simpatía, atractivo o masculinidad.
Los hombres que habían comido el equivalente a cuatro dientes de ajo crudo (aproximadamente 12 gramos de ajo) fueron percibidos como mucho más atractivos que los que no habían comido ajo. Al intercambiar los grupos, aquellos que antes no hubieron comido ajo y posteriormente sí, fueron percibidos de nuevo como más interesantes y atractivos, circunstancia que no ocurrió cuando no habían comido ajo. Este curioso efecto del ajo sobre el atractivo también se repitió con las cápsulas de ajo.
Desde una perspectiva evolutiva, la formación de las preferencias de los olores corporales asociados a la dieta fue posiblemente el medio de la selección sexual. Investigaciones anteriores también han revelado que «muchas especies animales utilizan señales asociadas a la dieta para seleccionar compañeros en buen estado físico», explicÓ Craig Roberts, líder del estudio.