Reserva Federal dice que “es muy probable” que la recesión en EE.UU. haya concluido

Por Merle David Kellerhals Jr.
El presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke ha dicho que es “muy probable” que la actual recesión haya llegado a su fin, pero agregó que la economía estadounidense seguirá siendo débil durante algún tiempo y que la tasa nacional de paro bajará lentamente.

“Mucha gente verá que la seguridad de su empleo y su situación laboral no son lo que desean”, dijo Bernanke en una conferencia económica en la Institución Brookings, un centro de investigación de políticas públicas con sede en Washington. El consenso de los analistas es que la economía ha comenzado su recuperación y que el crecimiento en el tercer trimestre de este año continuará hasta bien entrado el año 2010, dijo.

“La opinión general de la mayoría de los analistas es que el ritmo de crecimiento en 2010 será moderado, menos de lo que cabría esperar dada la profundidad de la recesión”, dijo Bernanke. Uno de los factores que contribuirán al reducido crecimiento económico, inferior a lo previsto, será el lento retorno de la concesión de préstamos por parte de las instituciones financieras y la paulatina restauración de la confianza del consumidor para gastar, dijo.

Bernanke declaró que la economía no crearía más puestos de trabajo que el número necesario para las personas que recién ingresan en la fuerza laboral, por lo que la tasa de desempleo bajará despacio. La Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos informó que el desempleo en el mes de agosto alcanzó el 9,7 por ciento, su cifra más alta en 26 años.

Bernanke y el secretario de Hacienda, Timothy Geithner, han advertido que si retiran demasiado pronto los programas de concesión de préstamos de emergencia que patrocina el gobierno se podría generar una nueva ronda de problemas económicos. Funcionarios de la Reserva Federal (el banco central del país) y del Departamento de Hacienda han comenzado a estudiar cuándo y cómo se pueden empezar a retirar poco a poco los programas de préstamos. Sin embargo, si se espera demasiado tiempo podría producirse una consecuencia no deseada distinta: la alta inflación.

En las próximas semanas, dijo Bernanke, los encargados de formular políticas en Estados Unidos y en todo el mundo deben comenzar a afrontar de manera urgente las deficiencias estructurales del sistema financiero internacional. Los líderes del G20, el grupo de las veinte economías avanzadas y de mayor crecimiento, celebrarán una cumbre en Pittsburgh el 24 y 25 de septiembre donde abordarán muchas de estas cuestiones y harán un balance de lo que depara el futuro. Los ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales del G-20 se reunieron recientemente en Londres para establecer el temario de la cumbre. Sin la acción del gobierno, señaló Bernanke, la crisis podría haber sido peor.

“A diferencia de la década de 1930, en que la política era en gran parte pasiva y las diferencias políticas dificultaban la cooperación económica y financiera internacional, el año pasado, las políticas monetarias, fiscales y financieras de todo el mundo han sido firmes y se han complementado”, dijo. “Sin estas acciones rápidas y enérgicas, el pánico del pasado octubre probablemente se habría intensificando, más empresas financieras importantes habrían fracasado y el sistema financiero mundial se encontraría en grave peligro”.

El ciclo empresarial en Estados Unidos lo traza un comité de economistas de la Oficina Nacional de Investigación Económica. El Comité dedica bastante tiempo a evaluar las tendencias económicas antes de anunciar el comienzo o el final de una recesión. La oficina dijo anteriormente que la actual recesión comenzó en diciembre de 2007, pero es posible que pasen muchos meses hasta que anuncien oficialmente el final de la recesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.