Revelan un vínculo entre el síndrome de piernas inquietas y las enfermedades cardiacas

Un equipo de investigadores franceses ha encontrado una relación entre el síndrome de piernas inquietas y la aparición de enfermedad cardíaca en las mujeres, un hallazgo que contradice algunos estudios anteriores que descartaba esta teoría.

Hasta ahora, las pruebas no son suficientemente convincentes como para decirle a la población ‘Si tiene piernas inquietas, debería preocuparse por la enfermedad cardíaca’, aclara el director de investigación del Instituto Nacional para la Salud y la Investigación Médica (INSERM), situado en Burdeos (Francia), Tobias Kurth.

Los resultados publicados en Circulation, surgen del ‘Nurses’ Health Study’, en el que se ha controlado a 70.000 mujeres que no tenía enfermedades cardíacas desde el 2002 hasta 2008. El equipo no halló una estrecha relación entre el síndrome de piernas inquietas y la enfermedad cardíaca, aunque a las mujeres a las que se les diagnosticó el trastorno por lo menos tres años antes del inicio del estudio tenían un nivel de riesgo cardíaco elevado.

Mortalidad

Así, la mortalidad por enfermedad cardíaca de este grupo fue del 3,5 por ciento por década, comparada con el 1,7 por ciento de las que no padecían el síndrome. Además, este último grupo era más propenso a tener infartos no fatales.

El director del estudio, el investigador del Hospital de Brigham y las Mujeres de Boston (Estados Unidos) Xiang Gao, ha explicado que la investigación no prueba que el síndrome cause la enfermedad cardíaca. «Como es un estudio observacional, existen varios factores desconocidos que podrían influir en la asociación», ha señalado.

Dicho esto, ha reconocido que es demasiado pronto para recomendar el uso de fármacos para el síndrome de piernas inquietas con el fin de prevenir trastornos cardiacos futuros, ya que producen efectos adversos y tienen beneficios limitados. No obstante, ha recomendado a las personas con este síndrome hacerse controles cardíacos regulares y llevar un estilo de vida saludable para reducir el riesgo de desarrollar cardiopatías.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.