Richard Lee Norris antes y después del trasplante de cara de hace siete meses

Un hombre de Virginia que recibió un trasplante de cara completo hace siete meses ya puede comer por la boca, degustar y oler. Se trata de una «milagrosa» recuperación la de Richard Lee Norris deHillsville, quien se sometió a una operación de 36 horas el pasado mes de marzo en el Centro Médico de la Universidad de Maryland.

El trasplante incluía el reemplazo de los dientes, la lengua, la piel y las mandíbulas, así como los nervios y el tejido muscular subyacente del cuero cabelludo al cuello para que la reconstrucción fuera «lo más estética posible», tal y como aseguró el Dr. Eduardo D. Rodríguez, quien lideró el equipo que le operó.

«Durante los últimos 15 años he vivido como un ermitaño escondido detrás de una máscara quirúrgica. Iba de compras por la noche cuando tenía a poca gente a mi alrededor», asegura Norris, a quien dispararon en la cara con un arma de fuego en 1997.

«Ahora soy capaz de caminar al lado de la gente y nadie se detiene a mirarme. Mis amigos hacen su vida y ahora voy a continuar yo con la mía», cuenta Norris quien dedica su tiempo libre a la pesca y al golf.

Por otro lado, el doctor Rodríguez, especialista en cirugía plástica y maxilofacial. «Norris es uno de los individuos más valientes y comprometidas que conozco», confiesa el doctor Rodríguez en una entrevista a la «NBC».

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.