¿Sabe cómo será su cara dentro de 10 años si trabaja con estrés alto?

b424ea6f789e71cc2b7c06893dca4c80_LHoy en día de se cuentan por decenas los estudios que señalan los efectos negativos que la vida poco sana tiene en nuestro organismo.

Sin embargo, la periodista británica Anna Magee quiso dar hace algunos meses un paso más y descubrir cuáles son los daños que provoca el estrés –la enfermedad de nuestro siglo- en el rostro de una persona en un plazo de diez años.

Al menos, así lo afirma la versión digital del «Daily Mail», diario que contribuyó en el curioso estudio y que ha publicado nuevos resultados del mismo a principios de noviembre.

Para dar respuesta a su pregunta, la reportera –de 45 años- contactó con Auriole Prince (una artista forense experta en envejecimiento y antigua empleada del FBI). El objetivo: saber cómo sería su rostro dentro de diez años si siguiera trabajando con el mismo nivel de estrés.

Para ello, la experta puso en sus manos un software que le permitió, mediante el establecimiento de unos parámetros previos, ver el futuro. Este, por desgracia, fue poco alentador. Y es que, como puede verse en las imágenes, los cambios son impresionantes: flacidez de la piel, aumento del tamaño de la mandíbula, aparición de manchas…

Tal fue la repercusión del estudio, que el «Daily Mail» propuso a tres de sus lectores que se sometieran a la misma prueba (la cual puede realizarse en http://www.changemyface.com/) con resultados similares.

Las conclusiones, según Magee, son claras: es necesario dejar de madrugar de forma excesiva, tratar de dar de lado a los pequeños problemas sin importancia generados en el hogar, empezar a dormir más horas y abandonar malos hábitos como pensar en el trabajo en los ratos libres. Todo ello, por descontado, complementado con una dieta sana y algo de ejercicio.

Los cambios que provoca el estrés en el organismo:

1-Aumento masivo de las canas: Aunque parezca un mito, es totalmente cierto que el número de canas aumenta debido al estrés. La investigación ha determinado que los altos niveles de tensión pueden causar la pérdida de un tipo sustancia que da color a los folículos pilosos. Esto hecho provoca la pérdida de color en el pelo.

2-Aumento del acné: El estrés continuo suele provocar que se genere acné en el rostro –tanto de un adulto como de un niño-. Esto se debe a que la tensión provoca que una respuesta inflamatoria en el cuerpo que lleva a los poros a obstruirse en primer lugar y, posteriormente, a romperse (lo que lleva al enrojecimiento de la piel y la acumulación de pus en una parte de la misma).

A su vez, el aumento del estrés en el cuerpo provoca que se liberen más andrógenos (hormonas sexuales masculinas), algo que genera multitud de espinillas. Según el diario británico, en las mujeres este efecto es más notorio, ya que liberan más cantidad de esta sustancia que los varones.

3-Disminución de la luminosidad de la piel: Se produce debido a que el flujo sanguíneo se ralentiza (pues la el corazón bombea más sangre para afrontar la situación que provoca el estrés). Esto provoca que los nutrientes abandonan la piel del rostro para situarse en los músculos que necesitaremos para plantar cara a aquello que nos genera tensión.

4-El envejecimiento acelerado: Un estudio estadounidense determinó que el estrés produce un envejecimiento prematuro del rostro (algo que, curiosamente, afecta más a las mujeres).