¿Sabes cómo comprar tu computadora?

La computadora es ya un producto de primera necesidad. Sin embargo, elegir cuál es la más adecuada a nuestro estilo de vida puede ser un poco complicado.

La oferta es exponencial, ya que cada año los modelos se renuevan y las marcas mejoran características que nosotras ni sabíamos que existían, haciendo de nuestra próxima compra una decisión difícil. Estos son algunos puntos que pueden ayudarte a decidirte por la mejor.

Antes que nada, debemos analizar cuáles son tus necesidades. El primer paso será dividir el mercado en 2 segmentos: computadoras de escritorio y lap tops.

 Lap Tops

La gran ventaja de las computadoras portátiles es que puedes llevarla contigo a todas partes, y utilizarla sin estar conectada a la corriente eléctrica (un aprox. de 2 hrs, dependiendo de la máquina). Además, se ajustan a los diferentes voltajes (110v o 220v), por lo que son perfectas compañeras de viaje.

Las hay de diferentes tamaños, pero la principal diferencia reside entre una Notebook (la lap top tradicional, de entre 15 y 17 pulgadas) y la Netbook (las pequeñas de 10 pulgadas).

Netbook

Estas mini lap tops son más económicas que las de tamaño normal, caben en cualquier lado y son más ligeras (alrededor de 1 kg).

Tienen menor capacidad de procesamiento y de memoria, por lo que si vas a instalar programas muy pesados como los de diseño gráfico o edición, no son una buena opción.

Por su tamaño, el teclado y la pantalla son muy pequeños, por lo que si piensas pasar mucho tiempo enfrente de ella vas a forzar tu vista más de lo normal.

Otro detalle importante, es que estas mini computadoras no cuentan con reproductor de CD/DVD.

Notebook

La lap top tradicional tiene la suficiente memoria para que le instales los programas que quieras. Dependiendo de la marca que compres, la batería te dura alrededor de 2 horas, y el peso varía entre 2 y 3 kg. Realmente, el único inconveniente de una notebook es el precio.

Computadora de Escritorio

Si no tienes necesidad de andar cargando tu computadora por toda la ciudad, una de escritorio puede ser la opción adecuada para ti.

Su principal ventaja es el precio (considerablemente menor que el de las portátiles) con los mismos beneficios. Además, la vida útil de una computadora de escritorio es mayor y puede ser actualizada fácilmente. Puedes agregarle más memoria, otro disco, mejores bocinas, etc.

Ahora viene otra gran división en el mundo de las computadoras: MAC o PC.

Para decidir cuál plataforma es la más adecuada a tus necesidades, primero tenemos que definir cuáles son éstas.

 ¿Para qué utilizas tu computadora?

 Internet, chat, office:

Si necesitas tu computadora para escribir o usar hojas de cálculo, buscar cosas en internet, mandar mails y chatear, una con pocos recursos será suficiente para ti, no requieres demasiada memoria ni un procesador demasiado rápido. En este caso, una PC puede ser perfecta para ti. Elegir el tamaño de la memoria dependerá de tus actividades, es decir, si te dedicas a organizar bodas, probablemente necesites más memoria para que quepan todas tus fotos y proyectos.

  • Videos, edición, fotografía y diseño gráfico:

Si tu profesión o tus intereses giran en torno a estos campos, necesitas una computadora que te ofrezca la capacidad suficiente para operar este tipo de programas (photoshop, illustrator). La memoria y el procesador son importantes para que tengas un buen rendimiento. Las MAC son preferidas por diseñadores, fotógrafos y comunicadores en general, pues ofrecen velocidad y rendimiento adecuados a sus necesidades.

  • Autocad, 3ds Max y matemáticas:

Si utilizas este tipo de programas, necesitas una computadora potente. Aquí no se trata de MAC o PC (pues cada plataforma ofrece programas diferentes para cada profesión relacionada con estos programas). Ahora, por el costo de tus necesidades, una de escritorio puede ser tu mejor opción.

Si eres arquitecta, matemática, física o economista, seguramente tienes tus programas consentidos que van con una plataforma específica. Lo que si te recomendamos es que te asegures que tu compra tenga la capacidad necesaria para soportar tus programas, y una buena memoria para almacenar tus datos.

Como puedes ver, lo principal es detectar tus necesidades: ¿Para qué uso mi computadora? Y con eso en mente, busca la que se adecúe a tu ritmo de vida. Y antes de decidirte por alguna, prueba el teclado, el mouse e imagínate si estás dispuesta a pasar horas enfrente de la pantalla que elegiste.

Y bueno, además de costos y necesidades, están tus gustos. Ahora puedes encontrar la computadora que necesitas en el color que quieras, así que en este punto, ¡date gusto! Hasta puedes encontrar carátulas intercambiables para combinar con tu estilo del día.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.