¿Sabes como funciona el cerebro de una persona creativa?

Un nuevo estudio ha observado cómo las regiones del cerebro se conectaban e interactuaban cuando se les pedía que realizaran tareas que ponen a prueba el pensamiento creativo

Un nuevo estudio dirigido por científicos de la Universidad de California muestra que los cerebros de las personas altamente creativas parecen funcionar de manera diferente a los de los demás. Esto es debido a un enfoque atípico que hace que las conexiones distantes sean más rápidas al pasar por alto los “centros” que se ven en los cerebros no creativos. Artistas visuales y científicos excepcionalmente creativos, llamados creativos “Big C”, se ofrecieron como voluntarios para someterse a una serie de resonancias magnéticas de sus cerebros, lo que les dio a los investigadores una imagen de cómo las regiones del cerebro se conectaban e interactuaban cuando se les pedía que realizaran tareas que ponen a prueba el pensamiento creativo.

“Nuestros resultados mostraron que las personas altamente creativas tenían una conectividad cerebral única que tendía a mantenerse fuera de lo común”, dijo Ariana Anderson, profesora del Instituto Semel de Neurociencia y Comportamiento Humano de la UCLA y autora principal del estudio, publicado en página web de la Asociación Americana de Psicología. “Mientras que las personas no creativas tendían a seguir las mismas rutas en el cerebro, las altamente creativas trazaban sus propios caminos. Aunque el concepto de creatividad se ha estudiado durante décadas, se sabe poco sobre sus bases biológicas, y aún menos sobre los mecanismos cerebrales de las personas excepcionalmente creativas”, dijo el autor Robert Bilder, director del Centro Tennenbaum para la Biología de la Creatividad en el Instituto Semel.

El estudio

Este estudio de diseño único incluyó a personas altamente creativas que representaban dos dominios diferentes, las artes visuales y las ciencias, y utilizó un grupo de comparación emparejado con su coeficiente intelectual para identificar marcadores de creatividad, no solo de inteligencia. Los investigadores analizaron cómo se hicieron las conexiones entre las regiones del cerebro a nivel general y local. “La creatividad excepcional se asoció con una conectividad más aleatoria a escala general, un patrón que es menos ‘eficiente’ pero parecería útil para vincular los nodos cerebrales distantes entre sí”, dijo Bilder. “Los patrones en regiones cerebrales más locales variaron, dependiendo de si las personas estaban realizando tareas. Sorprendentemente, los creativos ‘Big C’ tenían un procesamiento local más eficiente en reposo, pero una conectividad local menos eficiente cuando realizaban una tarea que exigía ‘pensar fuera de la caja’”. Usando mapas de las rutas aéreas de las aerolíneas a modo de ejemplo, los investigadores explicaron que: “En términos de conectividad cerebral, mientras todos los demás están atrapados en una escala de tres horas en un aeropuerto importante, los altamente creativos toman aviones privados directamente a un destino distante”, dijo Anderson, a lo que añadió: “Esta conectividad más aleatoria puede ser menos eficiente la mayor parte del tiempo, pero la arquitectura permite que la actividad cerebral ‘tome un camino menos transitado’ y establezca conexiones novedosas”.

Bilder, que tiene más de 30 años de experiencia en la investigación de las relaciones entre el cerebro y el comportamiento, dijo: “El hecho de que las personas con ‘Big C’ tuvieran una conectividad cerebral local más eficiente, pero solo bajo ciertas condiciones, puede relacionarse con su experiencia. De acuerdo con algunos de nuestros hallazgos anteriores, es posible que no necesiten trabajar tan duro como otras personas inteligentes para realizar ciertas tareas creativas”. Los artistas y científicos del estudio fueron nominados por paneles de expertos antes de ser validados en base a métricas objetivas. El grupo de comparación “inteligente” se reclutó de participantes de un estudio anterior de la UCLA que aceptaron ser contactados para una posible participación en estudios futuros y de anuncios en la comunidad para personas con títulos de posgrado. Asimismo, los investigadores se esforzaron por garantizar que la edad, el sexo, la raza y el origen étnico fueran comparables a los de los participantes en los grupos “Big C”.