¿Sabes qué elementos estimulan la aparición de manchas en la piel?

images (8)El estado de la dermis es una de las cuestiones estéticas que más preocupa a las mujeres a medida que avanzan de edad.

La pérdida de elasticidad, la aparición de arrugas o las impurezas son algunos de los estragos que se sufren, pero si hay uno que realmente concierne a la población femenina ese es las manchas de la piel. 

Cada vez hay más métodos clínicos y consejos para evitarlas y hasta eliminarlas, pero antes de llegar a ese punto es conveniente conocer qué las propicia. Más allá del sol y el envejecimiento, estos son los cuatro factores que incitan las manchas en el cuerpo y el rostro.

1-Exfoliantes granulados. Siempre se ha creído que son los mejores para luchar contra impurezas y espinillas, pero su uso con frecuencia puede dañar la dermis. Los expertos apuntas que llega a incrementar la producción de melanina, lo que supone mayor facilidad para que aparezcan manchas o se empeoren las que ya existen. Así pues, se aconseja usar exfoliantes lisos y jabones limpiadores específicos para el tipo de piel.

2-Hormonas. El melasma es el exceso de melanina que genera el organismo ante la aparición de un aumento de estrógenos en el cuerpo. Esta situación se produce ante el embarazo o debido a la toma de sistemas anticonceptivos. Por tanto, en ambas situaciones los dermatólogos recomiendan prestar atención al estado de la piel y acudir a expertos en caso de detectar la aparición de manchas.

3- Granos. ¿Por qué no se deben “tocar” los granos o el acné? Los expertos siempre coinciden en que no se deben apretar y, en efecto, el motivo es que una vez que desaparezcan pueden dejar una mancha marrón debido al estrés que ha sufrido la piel. Por ello, se aconseja tratarlos con productos adecuados y específicos.

4-Luz artificial. Si el sol afecta la dermis, la luz de bombitas también, aunque en menor grado. Toda clase de luz aumenta la generación de melanina y por ello los dermatólogos apuntan a que es necesario proteger el rostro con productos SPF todo el día. La ingesta de alimentos antioxidantes o el uso de productos que incorporen estas propiedades también ayudarán a mejorar el tono de la piel.