¿Sabes que piensan los hombres después de hacer el amor?

base_imageUna de las preguntas que, seguramente, te has hecho como mujer es ¿Qué piensan los hombres después de hacer el amor?

Según los especialistas, los pensamientos masculinos se centran en preguntarse si la mujer disfrutó del encuentro sexual o si tuvo un orgasmo. Hay quienes también piensan en ver televisión o simplemente se quedan dormidos.

Serge Stolerú, neurocientífico francés, explica que aproximadamente 80% de los hombres se quedan dormidos profundamente tras haber hecho el amor.

Agrega que el cerebro masculino tiene dos áreas, la corteza cingulada y la amígdala. Éstas mandan señales al resto del cuerpo para desactivar todas las sensaciones de placer inmediatamente después de una relación sexual.

A todo esta reacción neurocerebral, se incrementa notablemente la producción de la oxitocina y serotonina, sustancias químicas que generan un profundo sueño, señala Stolerú en un estudio publicado en la revista Neuroscience and Biobehavioral Reviews.

Para ti, ¿cuáles son los pensamientos que más frecuentemente tienen?

Muchas veces sucede que mientras tú la estás pasando mal, él tiene el mejor momento de su vida. Así de injusta puede ser la vida en ocasiones.

Estos podrían ser algunos pensamientos que están rondando en la cabeza de tu acompañante sexual:

  1. Qué tan bien lo hicieron

Si bien algunas frases como «el tamaño no importa» han surgido para apaciguar los mitos, muchos hombres aún se sienten cohibidos ante el veredicto de su desempeño sexual por parte de su pareja de turno. Por eso, no te sorprendas si al concluir la noche de pasión él suelte un «Y… ¿qué tal lo hice?», a pesar de que crean que lo han hecho increíblemente bien.

  1. Cuánto sentimentalismo expresas

Para algunas mujeres, el sexo es un paso importante en la relación. Aunque sea cosa de una noche… o no exista relación alguna. Y esto aterroriza a muchos hombres, quienes podrían sentirse intimidados ante tu exceso de sentimentalismo y llegar a pensar que quieres contraer matrimonio tras la faena sexual. Toma nota: ni se te ocurra preguntarle el terrible «¿Y ahora… qué somos?», si no deseas que salte por la ventana.

  1. Cuándo se repetirá la cuestión

No hay primera sin segunda, dicen. Esta situación es la inversa de la anterior: si no has dejado en claro que todo ha sido cuestión de una noche y ahí queda el asunto, lo tendrás llamándote e invitándote a salir prácticamente todos los días. «Vamos por un café» o «Te invito una copa» podrían ser los anzuelos. ¡No caigas!

  1. Cuántos amigos en común tienen

Lo más probable es que tu acompañante le cuente a alguien cercano el encuentro sexual que acaba de tener contigo. Lo sentimos, así son las cosas. Sin embargo, no le va a narrar sus aventuras a cualquiera. Verificará cuántos amigos en común tiene contigo para que jamás te enteres que, además de ser un terrible amante, es un pésimo cuenta cuentos. Porque, evidentemente, él se describirá como un actor porno… por lo menos.

  1. Cuán increíble es el sexo

Difícilmente exista el sexo «malo» para los hombres. Eso es algo que se reservan de calificar las mujeres. Por esa razón, cualquier faena sexual que ellos tengan significará un buen momento, aunque la realidad sea completamente diferente para nosotras.