¿Sabes qué se precisa para ser un exitoso emprendedor en Internet?

images¿Cómo se construye una marca digital global desde cero, como Instagram, Kickstarter o Wikipedia?

Qué mejor forma para averiguarlo que preguntar a los fundadores que construyeron estas empresas. Algunos de ellos explican qué les ayudó a progresar en sus empresas, que han llegado a la cima de los negocios en la era de Internet.

1) Wikipedia
«Fracasa rápido», «fracasa a menudo», «fracasa mejor», se oye con frecuencia de los labios de los emprendedores de Internet. Jimmy Wales, cofundador de la enciclopedia online Wikipedia, cree en ello realmente.
«Me di golpes contra la pared durante dos años. Sabía que el sistema era muy complicado, pero no quería fracasar», comenta. No inviertas todo tu dinero en una cosa, recomienda Wales ahora. «Date una oportunidad para reiniciar».
Marcus Gibson, editor del índice Gibson, que monitorea pequeñas empresas en Reino Unido, dice: «Las empresas estadounidenses son más rápidas que las británicas en darse cuenta de que llegaron al final, aunque sea solo porque sus inversores son mucho más prácticos».
«Los fundadores pueden llegar por la mañana y encontrarse que el inversor principal ha cambiado las cerraduras de la oficina por la noche», agrega.
2) BlaBlaCar

Si Jimmy Wales desearía haber escuchado los consejos de otros antes, otro director ejecutivo recomienda a los aspirantes a emprendedores que desafíen a los críticos.
«Te vas a encontrar a muchos inversores que te dicen que ‘tienes que pensar en el mercado'», dice Nicolas Brusson, de BlaBlaCar, una de las empresas más exitosas de Francia. «Pero si haces algo verdaderamente nuevo, tu mercado no existe, lo vas a crear tú», asegura.
BlaBlaCar permite a los usuarios pagar para utilizar asientos vacíos en viajes en autos privados.
3) Kickstarter

«La creatividad y la integridad son todo», aconseja Yancey Strickler, director ejecutivo y cofundador de la página de crowdfunding (financiamiento colectivo) Kickstarter, una plataforma online que permite que cualquiera dé apoyo financiero a nuevas ideas de negocio.
«Persigue una idea de la que te sientas orgulloso, que sabes que es buena y moralmente correcta», destaca.
Este tipo de idealismo –algunos dirían devoción piadosa– se ha convertido en la señal de identidad de muchas empresas de Internet, sobre todo en Estados Unidos.
«No hagas el mal», fue adoptado como mandato al principio de Google. Por otro lado, Mark Zuckerberg, creado de Facebook, dice que la misión de su red social es «conectar al mundo».
Pero el emprendedor de Silicon Valley Harper Reed, que vendió su startup de pagos online Modest a PayPal, nos dijo que tiene poco tiempo para hacer llamamientos a la moralidad. «No sé cuán morales son los clics de publicidad», dijo. Aunque sí se identifica con las llamadas a la «integridad» de Strickler.
«Está relacionado con la pasión», explica. «Estás parado y dices: ‘yo puedo hacer esto mejor’. Necesitas un nivel de pasión que no tienes en negocios normales».
4) Instagram

Un grupo de pálidos estudiantes mirando a sus computadoras portátiles con cajas de pizza desperdigadas a su alrededor. Puede que esta sea la imagen que tengamos en la cabeza de las startup de Silicon Valley, gracias a películas como «La red social». Pero Mike Krieger, cofundador de Instagram, alerta contra la obsesión por el trabajo, que perjudica la salud.
«Estuvimos cerca de quemarnos de tanto trabajar en los primeros días», recuerda. «Dos horas de más, entre la hora 12 y la hora 14 de trabajo, de aportan cada vez menos beneficios», dice. «Toma tiempo para ti mismo, para hacer ejercicio. Parece trivial pero puede marcar una gran diferencia», recomienda. También cree que es muy importante la camaradería entre los cofundadores.
5) Tinder
No nos sorprendió mucho que Sean Rad, cofundador de Tinder, no le dé importancia a los cofundadores de una empresa, ya que los primeros momentos de su app están marcados por la animosidad personal. «El trabajo puede volverse abrumador», admite. Así que ha desarrollado una estrategia numérica para resistir.
«Es muy importante identificar las tres cosas más importantes que tienes que conseguir para obtener el 80% de los resultados», indica.
Cuenta una buena historia
¿Son estos pioneros de la fiebre del oro en Internet realmente un nuevo tipo de emprendedores? Shellye Archambeu, de MetricStream, una empresa de software con base en Silicon Valley, nos dijo que hay un factor importante a considerar. «En cuanto empiezas tu empresa ahora, puedes ser global», dice.
No solo el alcance de Internet te permite pensar a gran escala, sino que también afecta cómo encuentras a tus clientes.
«Antes, si un cliente encontraba un gran producto, se lo podía decir a cinco personas», dice Jimmy Wales.
«Pero estos días, alguien se lo puede decir a 300 personas en Facebook. Así que contar la historia es clave», afirma.
El director ejecutivo de una empresa moderna de Internet tiene que ser un buen contador de historias, parecería, además de un líder apasionado. Alguien que puede conectar con los usuarios de redes sociales en todo el mundo.