¿Sabes por qué viajar es bueno para nuestro cerebro?

foto_0000001620160927161442_istock_92835369_mediumCualquier aprendizaje que supone un desafío para nuestro cerebro ayuda a desarrollar las conexiones neuronales.

Cuando aprendemos cosas o llevamos a cabo actividades nuevas para nosotros, estamos entrenando el cerebro y provocando diferentes sinapsis en él potenciando nuestra neuroplasticidad y mejorando nuestra reserva cognitiva.

La rutina es negativa para nuestro cerebro por eso viajar y enfrentarse a nuevos lugares, sensaciones, olores, sonidos o sabores hace que obliguemos a nuestra mente a usar todas las capacidades de la misma, manteniéndola activa y sana.

Según los neurólogos, cuando viajas a otro lugar, sobre todo si éste es desconocido para ti, estás obligando a tu cerebro a estar en un continuo proceso de solución de problemas y de superación de desafíos. Viajar requiere, principalmente, aprender y memorizar todo lo extraño hasta que todo resulte normal y conocido. Esto es un desafío para tu cerebro y es como un entrenamiento acelerado».

La necesidad de adaptarnos a nuevas sensaciones lingüísticas, visuales, aromas, sabores, aprender nuevas calles, hacer un mapa mental del lugar en el que estás, comunicarte en otro idioma, etc. son algunas de las actividades que estimulan nuestro órgano pensante y lo vuelven más creativo aumentando la capacidad de comprender.

Además, viajar también tiene otros beneficios que repercuten en nuestra salud cerebral. Hacer ejercicio físico, participar en actividades sociales o realizar actividades intelectuales son aspectos que han demostrado beneficios mentales en todas las edades, incluso en pacientes que ya presentan una enfermedad neurológica.

Finalmente, se ha demostrado que viajar aumenta la felicidad y disminuye el estrés, generándose así un cúmulo de emociones positivas que fortalecen nuestras redes neuronales.