¿Sabías que enfurecerte te hace engordar?

enojo-controlCuando estamos enfadados el organismo segrega adrenalina y cortisol que ocasionan un proceso de inflamación, esto hace que las células no puedan liberar energía y cuando no la liberan, el peso se incrementa.

Hay investigación que han detectado que algunos pacientes presentan como rasgo común en su padecimiento de obesidad, el tema del enojo.

Los trastornos de obesidad no sólo obedecen a causas endógenas (tiroides, problemas hormonales o síndrome metabólico), sino que también son exógenas como pueden ser los malos hábitos de alimentación y el sedentarismo.
Aquí te dejamos algunos consejos para que puedas controlar tus emociones y evitar subir de peso y cuidar tu salud.

  1. Vivir en el presente

Es muy importante disfrutar el día a día y no enfocarnos ni el pasado ni en el futuro para olvidar los traumas y seguir adelante.

  1. Pensar positivo

Es una de las principales claves para lograr los objetivos que nos proponemos.

  1. Visualizarse

Pensar en el momento que recuperemos la figura, que podamos usar un vestido de baño o ir a una playa servirá de incentivo.

  1. Actuar

Pasar de los propósitos a las acciones es parte vital de todo proceso para bajar de peso.

  1. No bajar la guardia

Una vez logremos llegar al peso ideal es importante cuidarse para evitar volver a caer en los kilos de más