¿Sabías que es mejor lavar la ropa nueva antes de estrenarla?

Este es un dilema antiguo. Seguramente quieres usar ya tu ropa nueva y lucirla lo más pronto posible. Y claro, en ese proceso el paso del lavado no está implícito. Pero, ¿tenemos que lavarla de verdad? ¿Es saludable usarla tal y como está?

Te probaste una y otra vez ese vestido que te gustó tanto, por el que ahorraste y que ahora es parte de tu ropero. Una fiesta se acerca y ese vestido es el outfit perfecto para lucir deslumbrante. Lo que no sabes es que fallaste en algo. Durante el proceso omitiste lavarlo. ¿Había que hacerlo? Si, la respuesta es sí.

Lavar la ropa nueva es algo que muy pocas personas hacen. ¡Es que está nueva! Ese es el argumento principal. Bueno, debes saber que hay muchas razones para lavar tu ropa nueva que ya ha sido estrenada por miles de gérmenes.

Las prendas contienen bacterias de las personas que la fabricaron, de la tela que estuvo almacenada antes en alguna bodega. Ya fabricada, la ropa es empacada y transportada en camiones que pasan por varios lugares antes de llegar a las tiendas. Y ya estando en el lugar, la ropa se la prueba mucha gente antes de llegar a tus manos. Incluso, se utiliza en sesiones de fotografía para catálogos, publicidad o artículos editoriales, por lo que sigue estando expuesta a bacterias y gérmenes.