¿Sabías que el café te ayuda a controlar la celulitis?

celulitis2El café además de ser un gran antioxidante y tener muchas virtudes para la salud, es un muy buen compañero estético.

Para la celulitis, como exfoliante, para el pelo débil, como anti-ojeras, embellecimiento de pies y hasta para broncearte.

Un café y la celulitis
La mayoría de las cremas reductoras y anti celulíticas usan como base las virtudes de la cafeína, porque rompe las celdas de grasa que se acumulan en la piel y reactivan la circulación. ¿Por qué no ir directo a la fuente y preparar una buena receta casera? Primero te Tomás un rico café y con los restos (no funciona con café instantáneo) los aplicas en las zonas con mayor celulitis como si fuera una crema.
Jessica Alba, la famosa actriz de Sin City, en su libro The Honest Life, comparte varias recetas. Para lucir su piel tersa y suave confiesa que usa una variante de la receta anterior pero más elaborada. Una cucharada de café molido (sin usar) como base y le agrega medio yogurt griego (yo lo uso con yogurt natural sin azúcar), gotitas de limón si eres de piel grasa o una cucharada de aceite de coco si sos de piel seca. Lo aplicas con movimientos circulares para que nuestra crema casera penetre mejor. Café 1, piel de naranja 0.

Ojo con las ojeras
En estas épocas las noches se hacen más largas y nosotras las acompañamos. Encuentro con amigas, amigos, y algunos excesos. No hay cuerpo que lo resista! Y las ojeras son uno de los más grandes exhibidores de nuestro cansancio. Para las ojeras y las manchas negras debajo de los ojos la cafeína es un buen motor de la circulación sanguínea.
Prepárate un café (siempre con cafés molidos y que no sean glaseados), déjalo enfriar y empapa algodones en el líquido para luego aplicarlos sobre los ojos (como el tradicional método de los pepinos en los ojos). Déjalos 10 minutos, y si se secan antes, volvemos a humedecer y poner sobre tus ojos cerrados. Vas a ver los resultados alquímicos del café!

No tires el café que queda en el filtro de tu cafetera, guárdalo y mételo a la nevera. Los cafés con mayor acidez suelen ser mejores para estos tratamientos, como los de Etiopía o de República Dominicana.