Cómo se limpia una plancha según las expertas

hqdefaultFáciles consejos  para tener la plancha siempre limpia: 

Jabón para vajillas: comenzamos mezclando una cucharadita de jabón en un vaso agua y removemos hasta disolver todo el detergente. Después con el líquido obtenido mojamos un trapo y frotamos suavemente la base de la plancha para eliminar la suciedad más superficial que pueda tener.

Sal: sobre un papel o un trapo esparcimos varias cucharadas de sal. A continuación encendemos la plancha y la deslizamos varias veces por esta superficie, como si planchásemos la sal. Con este truco conseguiremos que se desprenda la suciedad que estaba adherida, la sal es especialmente útil si tu plancha está muy sucia y tiene zonas quemadas.

Vinagre: Si la suciedad se encuentra en la parte interna de la plancha e impide la salida del vapor, el vinagre es el producto más efectivo. Llenamos el depósito del agua con vinagre blanco y dejamos reposar unos 20 minutos con la plancha apagada. Pasado ese tiempo encendemos la plancha y planchamos de modo que el líquido vaya saliendo poco a poco por los agujeros. Para poder limpiar los orificios de la plancha si la suciedad es más superficial nos ayudaremos de vinagre y un copito de algodón.

Limpiar la plancha es muy fácil con estos pequeños trucos y productos que todos tenemos en casa. De este modo evitaremos manchar y dañar prendas durante el planchado y alargaremos la vida útil de nuestra ropa.