SmartWater, el “agua inteligente” que la policía británica usa para identificar a los autores de violencia doméstica

Spray con «agua inteligente» que forma parte del paquete de disuasión forense de la marca SmartTag.

Un programa con 200 mujeres está probando esta tecnología como herramienta de disuasión y medio de prueba. Un hombre ya ha sido condenado tras demostrarse el acoso a su expareja gracias a esta marca forense

Varios condados de Inglaterra participan en una prueba que tiene como objeto estandarizar una nueva herramienta que sirva como disuasión y medio de prueba en los casos de abuso doméstico. Este “agua inteligente” o SmartWater es un líquido de uso forense que resulta invisible al ojo humano, pero es visible bajo una fuente de luz ultravioleta, permanece seis semanas en la piel y puede vincularse con el bote rociador que lo contenía antes de usarse, según informa BBC.

Ya ha servido para probar ante los tribunales el acoso que un hombre ejercía sobre su expareja en Wakefield, West Yorkshire. El acosador, que fue rociado por la víctima desde la ventana cuando intentaba entrar en su domicilio, ha sido condenado por abuso doméstico a una pena de cárcel de seis meses y la prohibición de acercase a su expareja durante dos años.

200 mujeres en los condados de West Yorkshire, South Yorkshire y Staffordshire ya disponen de un “kit” de SmartWater o agua inteligente que se compone de un spray para rociar, un gel para aplicar en manillas y pomos y un dispositivo automático que rocía con el líquido a quien intente traspasar una propiedad.

El promotor de la idea ha sido el detective de la policía de West Yorkshire, Lee Berry. “El abuso doméstico es a menudo difícil de procesar y muchos de estos delitos ocurren a puerta cerrada. Puede ser la palabra de una persona contra la de otra. Si hacemos una marca forense, entonces podemos rastrear a alguien hasta un lugar. Sabremos quién es el perpetrador y también sabremos quién es la víctima. Lo que le estamos diciendo al perpetrador es que, si regresa a esa dirección y viola estas condiciones, será marcado forensemente”, ha explicado Berry en declaraciones a BBC.

SmartWater no es una tecnología nueva, pero sí lo es su aplicación en el ámbito de la violencia doméstica. Durante años se ha empleado para proteger propiedades y artículos de alto valor frente a ladrones que se arriesgan a cargar con una prueba incriminatoria sobre la piel durante seis semanas, aún más tiempo en el caso de rociarse sobre la ropa. El Consejo de Jefes de la Policía Nacional acredita a esta tecnología la reducción a la mitad de convertidores catalíticos.

“SmartWater se compone de una combinación de elementos raros que nunca se encontrarían de forma natural en ningún otro lugar del mundo. Cada botella tiene una cantidad diferente de esas partículas dentro y cada lote es único, lo que significa que podemos decir categóricamente a qué lote de líquido corresponde. Nuestra base de datos es el vínculo forense con esa persona”, ha señalado a BBC Rachael Oakley, directora de la Unidad de Inteligencia de SmartWater.

Lee Berry espera que incorporen este paquete de disuasión forense en sus protocolos contra el abuso doméstico. “Realmente espero que otras fuerzas policiales vean lo que estamos haciendo aquí en West Yorkshire. Cuantas más víctimas podamos proteger y hacer que se sientan seguras en sus propios hogares, mejor. Esa es la verdadera historia de éxito de éxito aquí”, explica el detective de West Yorkshire. Según la policía, la mayoría de las víctimas que disponen de este paquete de disuasión forense se sienten más seguras.