Te decimos cómo evitar que un email que has enviado salga de tu buzón

Herramientas para deshacer el envío de un correo electrónico

Sea cual sea el motivo, siempre hay una opción para evitar ese momento embarazoso.

Sea porque no están bien escritos, porque no iban al destinatario deseado o porque no contienen un archivo. O por otros motivos. La realidad es que a menudo ocurre que le damos enviar a un correo que no tendría que llegar a destino. Entonces, ¿cómo evitar que un mail que has enviado salga de tu buzón?

Hay varias estrategias para esto y cada plataforma cuenta con sus propias medidas para ahorrarnos la vergüenza.

En Gmail

Gmail es una de las más sencillas ya que asume que podríamos cometer un error, por lo que el botón Deshacer enviados viene habilitado de forma predeterminada. Siempre que enviemos un mensaje, veremos un enlace con el título de Deshacer en la esquina inferior izquierda de la pantalla. Si lo pulsamos, podremos recuperar el correo electrónico como borrador. Lo bueno es que es posible establecer la cantidad de tiempo que tenemos antes de que el correo electrónico ya no se pueda recuperar. Desde la interfaz web de Gmail, haz clic en el ícono de Configuración, luego Ver todas las configuraciones. En la pestaña General, en el menú desplegable Deshacer envío, se puede elegir entre un período de tiempo de cinco (el predeterminado), 10, 20 o 30 segundos. Como sistema operativo, esto se aplicará esta opción en todos los dispositivos en los que tengamos registrada la cuenta, tanto en Web como en dispositivos móviles.

En Outlook

Aquí habrá que utilizar algún truco ya que la aplicación de correo que viene preinstalada con Windows no tiene una función para deshacer el envío, pero hay solución. En la plataforma web de Outlook, hay que abrir la Configuración, alli pulsar en Redactar y responder. Abrir la opción Deshacer envío para configurar la ventana de tiempo que tenemos para devolver el mensaje, de cero a 10 segundos (cero desactiva efectivamente la función). Una vez hecho esto, cuando enviemos un correo aparecerá una etiqueta que podremos pulsar para “volver el tiempo atrás”.

Esto para los dispositivos móviles, para la versión de escritorio en cambio, es un poco más complejo. Hay que ir también a Configuración. En la pestaña Archivo, pulsar en Administrar reglas y alertas, luego en Nueva regla. Elija Aplicar regla en los mensajes que envío, luego en Siguiente (dos veces) y en Sí para confirmar. Aquí llegaremos a un cuadro de diálogo en el que podemos hacer clic en Aplazar la entrega varios minutos. Marcar la casilla y establecer cuantos minutos, de 1 a 120. Luego basta aceptar las modificaciones.

A partir de este momento, cualquier correo electrónico que enviemos desde Outlook se guardará en la carpeta Bandeja de salida durante la cantidad de minutos especificada. Si deseamos cancelar un mensaje enviado antes de que se cumpla el tiempo, habrá que llevarlo a la carpeta de Borradores.

En Yahoo

En la plataforma móvil, Yahoo sí ofrece esta opción, aunque apenas durante dos segundos, así que hay que hay que actuar muy rápido. En Ajustes, en el apartado General, está la opción Permitir deshacer envío. Solo hay que activarla.

El pequeño inconveniente llega en los ordenadores. Para ello la opción es ir al MS Outlook en el que tenemos configurada la cuenta de Yahoo Mail. Allí debemos abrir la pestaña de Configuración, luego Opciones y pulsar en la pestaña Deshacer envío. A continuación, hay que abrir a opción Permitir cancelar los mensajes enviados. Se encuentra debajo del encabezado “Deshacer envío”. Luego, hay que seleccionar el límite de tiempo, el máximo es de 30 segundos.

Otras opciones

Otra posibilidad es recurrir a aplicaciones de terceros. Una de las más populares es Spark, por su compatibilidad con diferentes sistemas, desde macOS, iOS hasta Android, y es gratuito para uso personal (si necesitamos funciones de equipo el precio puede llegar a los 10 euros mensuales). La opción Deshacer aparece en las aplicaciones de escritorio y móviles tan pronto como enviamos un mensaje y tenemos cinco segundos para cambiar de opinión. La parte negativa es que no hay forma de alterar ese límite de tiempo ni deshabilitar la función. Si deshace un envío, el mensaje vuelve a ser un borrador.