Tips para despertarte más temprano y sin pereza

descarga«Sólo cinco minutos más y me levanto». ¿Te es familiar esta frase? Muchos de nuestros hábitos matutinos pueden impactar de forma negativa en nuestra productividad, por lo que al cambiarlos podemos levantarnos con más energía y ánimo.

Sin embargo, las personas que «no son matutinas» sufren porque no pueden levantarse más temprano, padecen la falta de sueño durante el día y casi siempre llegan tarde a su destino. ¿Entonces qué pueden hacer para lograr levantarse con más tiempo y, al fin, convertirse en alguien mañanero?

Sarah Peterson, autora y experta en productividad, compartió con Fast Company algunos trucos que ayudarán a que tu día inicie más temprano sin mayores problemas:

Levántate sólo 1 minuto antes cada día

Si acostumbras levantarte a las 8:00 horas, será difícil que logres hacerlo a las 5:00 horas de un día para otro. En cambio, puedes iniciar poco a poco. Pon a prueba el método de un minuto antes cada mañana. Es decir, un día te levantarás a las 7:59 y el siguiente a las 7:58; continuarás así hasta llegar a las 5:00 y verás que casi no sentirás el cambio.

Pon tu alarma al otro lado de la habitación

Es común que sólo estires el brazo y apagues tu alarma o le des posponer, en cambio si la pones al otro lado de tu habitación te obligarás a ir hasta donde esté para apagarla y así no te quedará más opción que levantarte.

Agenda tus reuniones y citas más temprano

Si no puedes levantarte por voluntad propia, al menos tendrás que hacerlo para no quedar mal con los demás.  Trata de agendar tus compromisos lo más temprano posible.

Desecha la idea de que no eres mañanero

Si estableces que no eres una persona matutina, estableces una mentalidad limitante. “Cambiar la idea de ‘No soy una persona mañanera’ a ‘Yo soy el tipo de persona que se levanta temprano’ modifica sutilmente tu comportamiento porque la confianza en sí mismo es una profecía auto cumplida”, asegura la experta.