Titán, la luna de Saturno, podría tener escondido un océano profundo, según datos publicados en la revista Science

_44509004_titan3.jpgImágenes de radar de la misión Cassini-Huygens, refuerzan los pronósticos de que bajo la sólida capa de hielo existe un embalse de agua líquida.
De ser confirmado, significaría que Titán cuenta con dos de los componentes clave para la existencia de vida: agua y moléculas orgánicas.
Actualmente, se cree que otros tres satélites que se encuentran en el sistemas solar cuentan con océanos profundos: Ganímedes, Callisto y Europa.
La misión Cassini-Huygens es un proyecto de cooperación de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio, (NASA), la Agencia Espacial Europea, (ESA) y la Agencia Espacial Italiana, (ASI).
Cuando Cassini comenzó a observar la mayor de las lunas de Saturno en 2004, se creía que su superficie estaba completamente cubierta con un océano de hidrocarburos.
Pero cuando la nave espacial colocó su radar en dirección a la luna por primera vez en 2004, y la sonda del Huygens descendió a la superficie un año después, emergió un cuadro completamente distinto.
Buena parte de la superficie resultó ser sólida, con características geográficas tales como dunas, canales y cráteres producto de impactos, salpicados de enormes «lagos».
El último sobrevuelo de Cassini sobre Titán está ofreciendo una nueva mirada de estas características, y para sorpresa de los investigadores, no están localizadas en el sitio donde deberían.
Comparada con modelos de la rotación lunar, la información sugiere que la variación estacional observada en la tasa de rotación sólo podía existir si un océano líquido existe bajo la corteza lunar.
Los investigadores, dirigidos por el doctor Ralph Lorena del University Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory de Estados Unidos, dicen que sus pronósticos pueden ser puestos a prueba durante la extensión de la misión Cassini que ha sido propuesta, o en futuras misiones.
Jon Zarnecki, profesor de Ciencias del Espacio en la Universidad Abierta del Reino Unido, quien no hizo parte del estudio, dijo que la motivación para regresar a Titán con una sonda espacial más sofisticada era «irresistible».
La evidencia sugiere que Titán tiene dos de los elementos constitutivos claves para la formación de la vida: agua y moléculas orgánicas, y posiblemente una tercera que es una fuente de energía, dijo.
«Sabemos que hay moléculas orgánicas; el lugar está plagado de estructuras orgánicas», dijo Zarnecki.
«Titán es un 50% de hielo. Si es líquido como lo sugiere la investigación, parecería que tenemos dos de los elementos para iniciar la química que conduce a la vida.
«No sería demasiado inverosímil imaginar que en Titán existen ciertas manchas que podrían ser fuentes de energía, posiblemente energía geotérmica como la que tenemos en la tierra, en el fondo de los océanos».
Titán es la segunda luna más grande del sistema solar; sólo Ganímedes, el satélite de Júpiter, la supera en tamaño.
Observaciones en el pasado han mostrado que en muchos aspectos Titán se parece a la tierra en sus primeros orígenes, particularmente en la composición de su atmósfera.
La mayor diferencia son las glaciares temperaturas cerca de Saturno.
«Debemos regresar nuevamente con globos y robots exploradores y entender realmente ese lugar», dijo Zarnecki.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.