Tomar regularmente vitamina B1 podría revertir una temprana afección a los riñones en casos de diabetes tipo 2

images5.jpgEl consumo regular de vitamina B1 (tiamina) puede revertir una temprana afección a los riñones en personas con diabetes del tipo 2, muestra una investigación realizada en la Universidad de Warwick, Gran Bretaña.
Los investigadores probaron el efecto de la vitamina B1-que puede encontrarse en la carne, la levadura y los granos- en 40 pacientes de origen paquistaní.
El tratamiento detuvo la pérdida de una proteína clave en la orina, reportó la revista Diabetología.
La organización Diabetes UK dijo que los resultados eran «muy promisorios», pero también señaló que es demasiado pronto para sacar cualquier conclusión firme.
El último hallazgo se origina en un trabajo previo del grupo de investigadores de la Universidad de Warwick, que mostraba que muchos pacientes con diabetes presentaban una deficiencia de Tiamina.
De acuerdo a los científicos, este difundido y económico suplemento podría beneficiar a muchas personas con diabetes -tanto del tipo 1 como 2- ya que entre el 70 y el 90% de los que padecen esta afección presentan deficiencias de tiamina.
Con la diabetes, los pequeños capilares sanguíneos de los afectados suelen resultar dañados.
Cuando esto ocurre particularmente con los vasos que llevan sangre a los riñones, estos últimos dejan de trabajar correctamente e importantes proteínas, como la albúmina, pasan de la sangre a la orina y se pierden.
Un tercio de los pacientes en el estudio retornaron a niveles normales de albúmina en la orina luego de que se les administrara una fuerte dosis oral (300 mg) de tiamina durante tres meses.
Los expertos dicen que la tiamina ayuda a proteger las células contra los efectos dañinos
El director de la investigación, el profesor Paul Thornalley, explicó que «este es el primer estudio en su tipo y sugiere que corregir la deficiencia de tiamina en personas con diabetes utilizando suplementos puede mejorar la terapia para la fase temprana del daño renal».
Los científicos planean seguir con sus investigaciones para confirmar el hallazgo.
Iain Frame, un especialista vinculado a la organización Diabetes UK, dijo que esperan «que pueda realizarse una prueba clínica de mayor alcance, en la medida en que los resultados obtenidos hasta el momento son muy prometedores».
«Sin embargo, nos gustaría enfatizar que es demasiado temprano para llegar a alguna conclusión en firme sobre el papel de la vitamina B1, por eso, en esta etapa, no aconsejaríamos a la gente que comience a tomar suplementos vitamínicos para reducir el riesgo de complicaciones renales».
Una persona debería obtener la dosis diaria necesaria de tiamina a partir de una dieta saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.