Un ciudadano salió de la cárcel por los desperfectos en los autos de Toyota

Koua Fong Lee dijo que, aunque trató de frenar, su vehículo aceleró repentinamente.

Un hombre que permaneció más de dos años en la cárcel en Estados Unidos por matar a tres personas en un accidente automovilístico salió en libertad luego que el fabricante japonés Toyota admitiera que el modelo que conducía presentaba problemas con el acelerador.

El juez de caso ordenó un nuevo juicio, pero la parte acusadora anunció que retirará los cargos.

Hace cuatro años, Koua Fong Lee conducía un Toyota Camry en St. Paul, en el estado de Minnesota, cuando se estrelló contra otro vehículo.

Durante el proceso Lee insistió en que, aunque trató de frenar, su automóvil aceleró repentinamente.

Los analistas afirman que el desenlace de esta causa podría servir de precedente en accidentes automovilísticos similares.

El caso de Lee recibió la atención de los medios de comunicación luego que, a principios de año, Toyota retirara millones de carros por problemas de aceleración.

La automotriz ha estado batallando por reconquistar la confianza de los consumidores luego de que populares modelos fueran sacados de la venta por temores de seguridad en aceleradores, pedales que se atascaban en las alfombras y problemas de frenos.

Toyota accedió a pagar una multa de US$16,4 millones al gobierno de Estados Unidos por ocultar durante meses los desperfectos de sus vehículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.