Un grupo de 20 sherpas nepalíes limpiará el Monte Everest en una expedición en la que prevén recoger 3.000 kilos de basura y rescatar los cuerpos de al menos dos escaladores que perdieron la vida en su intento de alcanzar la cima

La limpieza, que se desarrollará por encima de los 8.000 metros de altura en un tramo conocido como “zona de la muerte”, está enmarcada en un programa del gobierno de Nepal para lavar la imagen de esta montaña, que es uno de los principales turísticos del país asiático.

Los sherpas, como se conoce a los pobladores del Himalaya, tienen previsto comenzar esta peculiar expedición el próximo 1 de mayo.

En ella, los organizadores pretenden recoger 3.000 kilos de botellas vacías, envoltorios de comida, cuerdas e incluso materiales de los campamentos.

Esta es la primera expedición para limpiar el Everest que supera los 8.000 metros sobre el nivel del mar “en una zona con niveles muy bajos de oxígeno, temperaturas mínimas y sobre un terreno extenuante”.

Los guías de montaña, que ya han escalado esa zona en varias ocasiones, reconocen que su expedición será «difícil y peligrosa» por las temperaturas extremadamente frías del Himalaya y la inestabilidad del terreno por el deshielo de la nieve.

La acumulación de la basura que dejaban los escaladores se convirtió en un grave problema para el ecosistema del Monte Everest.

Por ello, el gobierno nepalí decidió recientemente imponer estrictas reglas a los montañistas que escalan el Himalaya a quienes se les pide presentar toda la basura que producen durante la escalada si no quieren perder una fianza de US$4.000.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.