Un millón de robots ensamblaran productos de Apple y otras marcas

La compañía Foxconn que ensambla artículos electrónicos sustituirá a parte de sus empleados con máquinas en los próximos tres años

La firma taiwanesa Foxconn, que ensambla productos como el iPhone, de Apple; la Xbox, de Microsoft; y el Kindle, de Amazon, sustituirá a miles de trabajadores por un millón de robots durante los próximos tres años.

Jornadas de hasta 16 horas al día, un centenar de horas extra al mes, órdenes a los empleados de mantener silencio absoluto durante sus turnos de trabajo, prohibición de hablar por teléfono y entrenamiento militar de nuevos empleados, serán cosa del pasado en Foxconn.

Las duras condiciones laborales del fabricante taiwanés de electrónica llevaron a una decena de sus trabajadores a suicidarse el año pasado.

Todos eran menores de 23 años. Otro empleado, de 27 años, falleció repentinamente, según algunas fuentes de la compañía, a raíz del exceso de trabajo.

La polémica afectó pronto a algunos de sus clientes, como Nokia, HP, Sony, Nintendo y Apple.

El presidente de esta última, Steve Jobs, forzó que los salarios aumentaran 30%. Así, en la temida factoría de Shenzhen –también conocida como la ciudad prohibida de China–, los sueldos subieron de 950 a dos mil dólares taiwaneses (de 145 a 306 dólares) mensuales en 2010.

La compañía asiática reaccionó en un primer momento volcándose con los familiares de los suicidados, pero luego comenzó a sospechar y terminó denunciando que  tenía “pruebas concretas” de que algunos de los que se quitaron la vida lo hicieron para que sus familias cobraran la indemnización.

Esas pruebas llevaron a Foxconn a dejar de abonar las indemnizaciones.

Más costos de producción

La subida salarial incrementó en unos dos mil millones de dólares taiwaneses (68 millones 493 mil 385 dólares) los costos de producción de Hon Hai, la matriz de Foxconn, y redujo en prácticamente un tercio el beneficio total del grupo.

Con el fin de evitar trasladar este incremento de los costos a sus clientes, Foxconn propone ahora sustituir parte de su fuerza laboral por robots.

En la actualidad, el grupo se vale de unas diez mil máquinas, a las que se sumarán otras 290 mil este año, según ha anunciado el presidente de Foxconn, Terry Gou.

Para 2014, el número de robots ascenderá a un millón.

Gou ha especificado que los robots se emplearán para tareas simples en la línea de montaje, como la pulverización, soldadura y montaje. Unas labores que en la actualidad lleva a cabo una porción no especificada de los 1.2 millones de trabajadores de la compañía.

Miles de despidos

La iniciativa provocará un número no revelado de despidos, pero evitará el traslado de las factorías a otro lugar, tal como advierte C. K. Lu, analista de Gartner en Taipei (Taiwán).

“Este año, el aumento salarial ha sido muy significativo y no creo que el ritmo baje el próximo año”, comenta Lu.

Foxconn adquirió recientemente a Cisco la fábrica que tenía en México, cuyos cinco mil trabajadores serán transferidos al nuevo propietario de las instalaciones.

No es la primera vez que Foxconn se instala en Latinoamérica, de hecho, ya posee otras tres plantas en territorio mexicano y un posible inicio de actividades en Brasil, según se ha dado a conocer en fechas recientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.