Un nuevo proceso para mujeres que enfrentan la esterilidad, o que desean retrasar su reloj biológico

_44587681_ovulo300.jpgUn equipo de científicos descubrió una forma de desarrollar óvulos en el laboratorio para preservar la fertilidad de las jóvenes que se someten a tratamientos de cáncer.
Los investigadores crearon un proceso para almacenar óvulos inmaduros y subsecuentemente desarrollarlos, fertilizarlos e implantarlos en el útero.
Además de conservar la fertilidad de las jóvenes que se someten a quimioterapia, la técnica podría aumentar el número de óvulos disponibles para investigación de células madre, afirman los investigadores.
«Es un paso importante para lograr la madurez de óvulos inmaduros fuera del cuerpo», afirma la doctora Evelyn Telfer, quien dirigió la investigación en la Escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad de Edimburgo, Escocia.
«Las mujeres que enfrentan la esterilidad como resultado de quimioterapia, o que desean retrasar su reloj biológico, podrían
Los tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia, a menudo destruyen los folículos ováricos.
En estos folículos los óvulos inmaduros permanecen inactivos desde el nacimiento hasta que el organismo logra madurarlos.
Esto significa que una joven puede sobrevivir el cáncer, pero como resultado de las terapias quedará estéril.
Actualmente, los médicos pueden extraer una parte del ovario, congelarlo, e implantarlo posteriormente en la joven.
Pero con este procedimiento se corre el riesgo de reintroducir las células cancerosas en la paciente.
La doctora Telfer utilizó tejido ovárico donado por seis mujeres que dieron a luz por cesárea.
Agregando hormonas artificiales de crecimiento, la investigadora logró exitosamente que casi una tercera parte de los folículos ováricos alcanzaran un estado avanzado de desarrollo en el laboratorio.
Según la científica, con esta técnica los óvulos inmaduros de la paciente podrían ser almacenados en el laboratorio hasta que maduren y puedan ser utilizados en tratamientos de fertilización In Vitro.
La nueva técnica, afirma la investigadora en la revista especializada Human Reproduction (Reproducción Humana) tiene varias ventajas.
Primero, se evitaría la necesidad de trasplantar tejido.
Además, dicen los científicos, la técnica también puede ser utilizada para obtener óvulos para la producción de células madre para investigación.
Con esto se reduciría la necesidad de crear embriones híbridos utilizando óvulos de vaca, un procedimiento que ha provocado amplia controversia.
Pero tal como subrayan los investigadores, todavía es necesario llevar a cabo más investigaciones para que este procedimiento pueda ser llevado a cabo en la clínica.
«Tenemos pruebas firmes de que podemos obtener óvulos normales, pero no podremos aplicar la técnica clínicamente hasta que estemos totalmente seguros», afirma Telfer.
«Quizás se necesitarán entre 5 a 10 años antes de que podamos alcanzar esa etapa de pruebas clínicas», agrega la científica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.