Un proyecto financiado por la Unión Europea busca crear una plataforma para apps que puedan usarse en todos los dispositivos móviles

En Europa un grupo de desarrolladores tiene un sueño: construir una plataforma para aplicaciones (las famosas apps de celulares) que puedan ejecutarse en todos los dispositivos móviles sin importar su marca o sistema operativo.

El sueño se llama «Webinos» y hace unos días recibió de la Unión Europea más de US$13 millones para su financiamiento.

La idea es hacer a un lado los sistemas operativos (iOS o Android, por ejemplo) y sus tiendas de aplicaciones e instalar en su lugar una plataforma montada en la web.

El objetivo es lograr que una app pueda funcionar en una televisión de internet, un automóvil o un celular, sin importar su marca.

Sin embargo, quienes desarrollan este tipo de programas consideran difícil que la idea despegue.

El Instituto Fraunhofer para los Sistemas de Comunicación Abiertos (Fokus) en Alemania, está encabezando el esfuerzo de Webinos.

Se trata de un grupo de 22 organizaciones que incluye a operadores de telefonía como Deutsche Telekom y Telecom Italia, fabricantes como Sony Ericsson y Samsung, y organizaciones como el Consorcio de la World Wide Web (W3C).

«El problema es la extrema fragmentación de las plataformas», aseguró el líder del proyecto Stephan Steglich.

«Tenemos muchas plataformas diversas con apps -el iPhone, Android, Symbian- y eso es sólo en el lado celular. Si lo ampliamos e incluimos el lado de los automóviles y los aparatos electrónicos de consumo entonces hay aún más plataformas»,  dijo el Dr. Steglich.

«Las compañías sólo pueden darse el lujo de tener una o dos apps o máximo tres plataformas pues cuesta mucho dinero desarrollarlas y lograr que el usuario tenga una buen experiencia», afirmó.

Y agregó: «Eso es lo que queremos afrontar al proveer un sistema que pueda ejecutarse en todas esas plataformas y dominios, donde un programador diseñe una aplicación para una plataforma pero pueda abrirse en todos los dispositivos ya sea celulares, en automóviles, videojuegos, etcétera».

Más que crear otro sistema operativo o trabajar en uno que «traduzca» apps de una plataforma a otra la idea es que las aplicaciones funcionen en un ambiente web y no en las entrañas de un sistema operativo.

«El común denominador entre todos los dispositivos Es el navegador web. Es la única cosa que toda la gente puede usar para acceder al mismo contenido», explicó Steglich.

Saffron Digital, una empresa ubicada en Londres, desarrolla aplicaciones para fabricantes de teléfonos y operadores móviles, incluyendo algunos de los participantes en Webinos.

Shashi Fernando, el presidente de la compañía, dice que aunque Webinos tiene una lista impresionante de participantes, es poco probable que revolucione el mundo de las apps.

En particular hace referencia al gran jugador en la cancha, Apple, que aún tiene que mostrar interés por este tipo de proyectos.

«Si Apple no se sienta en la mesa, estás eliminando a uno de los mayores fabricantes en el mundo», dijo Fernando.

«No hay interés en un estándar para estas plataformas porque las empresas necesitan diferenciar sus productos», aseguró.

Una iniciativa en la web, asegura, desencadenaría una situación de apps «gratis para todos» que descuidarían el control de la calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.