Un robot debuto como director de la Orquesta Sinfónica de Detroit

untitled.JPGPor: Paul Levitan
Las filas de los directores de orquesta han incluido figuras tan estimadas como los compositores Héctor Berlioz y Leonard Bernstein, el cantante de opera Plácido Domingo y los músicos Leonard Slatktin y Mstislav Rostropovich. Ahora se les suma Asimo, un robot humanoide.
Un robot humanoide imita al cuerpo humano en su aspecto y movimientos. Tiene torso, cabeza, piernas, brazos y manos y dedos. Asimo – el nombre es un acrónimo de “Advanced Step in Innovative Mobility” (Paso al Frente en Movilidad Innovadora) es uno de los robots humanoides más avanzados. Es capaz de caminar, correr, reconocer objetos que se mueven y rostros, adoptar posturas y hacer gestos, distinguir sonidos y – como sucede ahora – dirigir orquestas.
Asimo debutó el 13 de mayo con la Orquesta Sinfónica de Detroit, dirigiendo una ejecución de “The imposible Dream” (El sueño imposible), canción de la comedia musical  Man of La Mancha.  Dado que Asimo mide solo 1 metro y 30 centímetros de altura, el aclamado violoncelista Yo-Yo-Ma, que también actuó esa noche, tuvo que inclinarse para estrecharle la mano.
La respuesta del público fue entusiasta, pero los músicos de la orquesta expresaron sentimientos contradictorios. Algunos comentaron cuan fluidos y humanos eran los gestos de Asimo, pero otros sentían que el robot carecía todavía de una cualidad humana. David Everson, ejecutante de corno francés, dijo en la Radio Nacional Pública: “No se le pueden ver los ojos. No pueden transmitirle a uno ninguna clase de emociones… Está parado allí; no se mueve hacia delante; no se mueve hacia atrás. No hace pequeños gestos ni da indicio alguno.
Leonard Slatkin, director musical de la Orquesta Sinfónica de Detroit, señaló que no sentía temores de que los robots asumieran la dirección musical a breve plazo. Dijo que un robot como Asimo no puede improvisar dejándose llevar por un impulso momentáneo, algo que los directores tienen que poder hacer para dirigir realmente una orquesta.
Otras actuaciones artísticas de Asimo incluyeron bailar en febrero en el festival “Japan! Culture + Hyperculture”, en el Centro John F. Kennedy para las Artes Interpretativas, en Washington. El festival presentó también a un trompetista humanoide, el Robot Asociado de Toyota.
El hombre se ha acostumbrado a que los robots ensamblen automóviles o empaquen mercancías manufacturadas, pero los actuales adelantos en la tecnología robótica han resultado en que ciertos robots lleven a cabo tareas que, tradicionalmente, han sido dominio de los seres humanos.
Asimo ha sido programado para llevar a cabo algunas tareas como recepcionista, guía informante y servicios de entrega automática. Puede también operar en un ambiente oficinesco y moverse de acuerdo con seres humanos mientras se acomoda a sus movimientos. Los robots han ayudado también a millones de personas en tareas como pasar la aspiradora, limpiar piscinas, lavar pisos y limpiar canalones. Pueden también encargarse de trabajos peligrosos para      los seres humanos, como desactivar bombas y combatir incendios.
En la literatura y las películas populares, se ha asociado a los robots con la inteligencia artificial. Los robots concientes que funcionen de manera autónoma pertenecen todavía al dominio de la ciencia ficción. Sin embargo, el debate en torno a las posibilidades de la inteligencia artificial y la tecnología robótica es útil para preparar a las sociedades a tomar futuras decisiones en torno a los robots.
A medida que aumentan los costos de la mano de obra, y continúan las innovaciones en material de robots, aumentarán las aplicaciones de los robots en la vida diaria. ¡De modo que no se sorprenda si un buen día usted acude a entrevista de empleo y encuentra a un cordial robot recepcionista que le da la bienvenida en la puerta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.