Un trasplante experimental de células en pacientes con falla en la visión permitió una mejoría en la mayoría de ellos

images11.jpgLas células retinianas, tomadas de fetos abortados, fueron implantadas en 10 personas afectadas por retinitis pigmentosa y degeneración macular relacionada con la edad.
El estudio, publicado por la revista American Journal of Ophthalmology, encontró que siete de ellos tenían -aunque todavía seriamente deteriorada-, una mejor visión.
Pero un experto británico dijo que los resultados no muestran que el trasplante haya sido altamente exitoso.
La retinitis pigmentosa y la degeneración macular relativa a la edad son las causas más comunes de la ceguera en la vejez, que implican la destrucción gradual, y normalmente irreversible, de las células que reciben la luz en la retina del ojo.
La técnica utilizada por el equipo de la Universidad de Louisville, Kentucky, consiste en implantar las células retinianas fetales junto con las células que tienen el trabajo de alimentarlas, con la esperanza de que las nuevas células unirán sus fuerzas con las células retinianas existentes, para mejorar la visión en su conjunto.
Norman Radtke, director del proyecto, dijo que las pruebas de visión no mostraron cambios en tres de los diez pacientes, pero que en los demás hubo una leve mejoría.
En un caso, esta mejoría seguía presente seis años después de la operación, aunque el otro ojo del paciente había continuado deteriorándose.
Sin embargo, las mejoras eran solamente modestas y la visión era mucho menor que la visión normal.
«Lo que hemos aprendido nos ayudará a refinar este método y a obtener evidencia adicional de que los trasplantes retinianos pueden ser una terapia viable para la enfermedad degenerativa de la retina», dijo Radtke.
Sin embargo, Pete Coffey, del University College London Institute of Ophthalmology, dijo que los resultados no sugieren una mejora significativa de la visión.
«No puedo decir que esto es un éxito, excepto en cuanto que las células no provocaron una reacción inmune en el recipiente.»
Coffey dijo que nadie todavía ha logrado realizar un trasplante completo y acertado, que él describió como el «santo grial» en el campo de la oftalmología.
También aseguró que el uso de células fetales es poco práctico, tanto por razones éticas como por su escasez.
«A diferencia de una línea de células madre, cada vez que se necesiten nuevas células, se requerirá otro feto.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.