Una cámara minúscula del tamaño de una gragea que se ingiere por vía oral permite tomar imágenes del colon

La película «El chip prodigioso», protagonizada por Dennis Quaid y Meg Ryan, contaba la historia de una cápsula en miniatura con cámara que viajaba por el interior del cuerpo humano. Como si se tratase de ciencia ficción, ahora está «nave espacial» se incorpora al Hospital Clínico San Carlos, a la Unidad de Endoscopia del Servicio de Aparato Digestivo.

Se llama «cápsula de colon» y es una cámara en miniatura —del tamaño de una gragea—, que se ingiere por vía oral y permite tomar imágenes de ese tracto del aparato digestivo. Así explica el doctor José Miguel Esteban, jefe de la Unidad de Endoscopia, la versatilidad de esta cápsula endoscópica, equipada con dos videocámaras color en miniatura, que facilita el estudio de patologías cuando no puede realizarse de forma completa con la colonoscopia.

Se trata de una técnica no invasiva para el paciente, ya que éste la ingiere con agua y la elimina con las heces, y está indicada especialmente en enfermos con exploraciones colonoscópicas incompletas o para aquellos que por diversos motivos no se les puede realizar. Esta «nave espacial» permite diagnosticar un 64% de todas las lesiones que se localizan mediante una colonoscopia convencional.

El paciente lleva un registrador en la cintura que permite recoger hasta 50.000 imágenes. Es una prueba no agresiva, cuya preparación solo requiere de ayuno previo de 6 horas. Permite detectar en el intestino delgado tumores y lesiones causadas por patologías diversas como infecciones, tumores, lesiones vasculares, iatrogénicas, inflamatorias y secundarias a cirugía abdominal previa.

Breve historia de la cápsula

Al parecer, este método nació para ser una herramienta de espionaje, un juguete digno de James Bond. Las primeras se diseñaron para recorrer el intestino delgado, después para explorar el esófago. La última generación es capaz de fotografiar con detalle el interior del colon en busca de lesiones sospechosas.

Los primeros prototipos de cápsula de colon se lanzaron en 2006 y es ahora cuando, poco a poco, algunos hospitales españoles empiezan a ofrecerla entre sus prestaciones. Hospitales como el Madrid Norte Sanchinarro, el Virgen Macarena de Sevilla o la Clínica Universitaria de Navarra están entre ellos. Las imágenes que capta son tan fiables que los primeros estudios a gran escala ya la apoyan como una prueba de elección para prevenir el cáncer colorrectal, como lo es la mamografía en el cáncer de mama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.