Una nueva técnica que hace luminiscente al cáncer cerebral para poder operarlo y extraerlo con más precisión está siendo probada por cirujanos

Los pacientes con cáncer cerebral reciben una sustancia, llamada ácido 5-aminolevulínico (5-ALA), que provoca un depósito de agentes químicos fosforescentes en el tumor.

La teoría es que la luminiscencia rosada marque con claridad los bordes del tumor y esto facilite y asegure su extracción completa.

En el ensayo clínico de la técnica, dirigido por el doctor Colin Watts de la Universidad de Cambridge, Inglaterra, están participando más de 60 pacientes con glioblastoma, una de las formas más comunes de cáncer cerebral.

Éste es un cáncer de las células gliales, las encargadas de mantener a las neuronas en su lugar. En promedio, un paciente con glioblastoma sobrevive 15 meses después del diagnóstico.

Sin margen de error

En algunos tipos de cáncer, como los de colon, parte del tejido adyacente puede ser extraído junto con el tumor. Pero la extracción de tumores cerebrales debe ser mucho más precisa.

Tal como dijo el doctor Watts; los cirujanos intentan no extraer mucho tejido funcional.

El ensayo probará también si aplicando el fármaco directamente en el tumor mejora las tasas de supervivencia.

Después de que el tumor ha sido extirpado bajo luz ultravioleta, una delgada placa empapada en el fármaco, es colocada en el espacio que queda.

Esto permite la liberación lenta de medicamentos quimioterapéuticos durante cuatro a seis semanas para matar cualquier resto de células cancerosas.

Esto, afirman los investigadores, podría solucionar uno de los desafíos de la quimioterapia en los tumores cerebrales.

«Uno de los problemas de la quimioterapia en el cerebro es que no sabemos realmente hasta dónde estos fármacos pueden llegar hasta el tumor debido a la barrera hematoencefálica», explica el doctor Watts.

La aplicación del fármaco directamente en el tumor debe ser en dosis muy altas.

Charles Meacock, un paciente inglés de 56 años que está participando en el ensayo, señala: «espero que me beneficie, y que también beneficie a otras personas que están en mi situación en el futuro».

«Han pasado cuatro semanas desde mi cirugía y mi recuperación parece avanzar como se creía. Ahora tendré que esperar para ver lo que ocurre».

El estudio está siendo financiado por la Fundación del Tumor Cerebral Samantha Disckson y Cancer Research Uk.

Neil Dickson, quien creo la Fundación Samantha Dickson dice sentirse orgulloso de financiar el ensayo.

«La investigación de tumores cerebrales recibe sólo una fracción del financiamiento que reciben otros tipos de cáncer de más alto perfil y nuestra prioridad es corregir este desequilibrio», expresa.

Y Kate Law, directora de investigación clínica de Cancer Research Ukafirma que «el tratamiento de los tumores cerebrales es un verdadero desafío para los especialistas y necesitamos urgentemente nuevos tratamientos para ayudar a más gente que ha sido diagnosticada con esta enfermedad».

Si este ensayo resulta exitoso, se espera llevar a cabo estudios más amplios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.