Una píldora para curar el jet-lag y el insomnio podría estar muy pronto en el mercado, afirma un estudio

_45260421_jetlag2.jpgQuizás pronto podremos contar con la cura del jet-lag y el insomnio, gracias a una píldora que, en ensayos, logró reajustar los patrones naturales del sueño.
El fármaco, llamado tasimelteon, mostró resultados exitosos en estudios clínicos, y podría ser un tratamiento para la gente que se ve afectada por los viajes trasatlánticos o por el trabajo nocturno.
Tal como señalan los científicos en la revista The Lancet, la píldora funciona cambiando los patrones naturales que marca la hormona melatonina en el cuerpo.
Y en los ensayos con humanos logró ayudar a los participantes con insomnio a caer dormidos más rápidamente y a mantener el sueño durante más tiempo.
Hasta ahora, las únicas alternativas contra el insomnio son medicinas sedantes como las benzodiazepinas.
Por eso, afirman los expertos, el tasimelteon, que podría estar en el mercado en los próximos años, podría ser una buena alternativa contra los trastornos de sueño.
Los trabajadores de turnos nocturnos, la tripulación aérea, turistas, equipos de fútbol y muchas otras personas recibirán con entusiasmo los resultados de este estudio» afirma en un comentario en The Lancet el doctor Daniel Cardinalli, experto en fisiología de la Universidad de Buenos Aires, Argentina.
«El estudio demuestra que, igual que la melatonina, estos análogos pueden ser muye efectivos para tratar la gama de síntomas que acompañan a los viajes transmeridiano, el trabajo nocturno y otros trastornos de sueño».
Los trastorno de los ritmos circadianos, que controlan las horas de sueño y vigilia del cuerpo humano, afectan a millones de personas en todo el mundo.
Estos trastornos se caracterizan por las interrupciones persistentes y recurrentes del sueño, como insomnio cuando se trata de dormir o somnolencia cuando se quiere mantener despierto.
Esto ocurre cuando las horas programadas o deseadas de sueño no son compatibles con los ritmos circadianos de cuerpo.
Tal como señala la doctora Elizabeth Klerman, de la Escuela de Medicina de Harcard en Estados Unidos, quien dirigió el estudio, «lo que se intenta es que si la persona tiene que cambiar el reloj natural del cuerpo pueda dormir bien para que al día siguiente pueda funcionar bien».
En estudios con 450 personas a quienes se mantuvo despiertas durante 5 horas más de lo normal para replicar un viaje a través de distintos usos horarios.
Los que tomaron el fármaco, dicen los autores, pudieron gozar entre 30 minutos y dos horas más de sueño que los voluntarios que recibieron una píldora placebo.
Tal como señalan los autores «el desarrollo de fármacos análogos de la melatonina, que específicamente van dirigidos a los receptores de la melatonina, nos ayudará también a entender mejor el papel de esta hormona en la regulación del sueño».
Según los investigadores, «si se logra mejorar simultáneamente la latencia y el mantenimiento del sueño, cambiando los ritmos circadianos del cuerpo, el tasimelteon tiene el potencial para tratar a personas afectadas por insomnio temporal».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.