Universidad de Illinois en EE.UU ofrece mucho más que los mejores programas en ingeniería

sherman.jpg

Por Jeffrey Thomas
La Escuela de Ingeniería de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign es una de las más grandes del mundo y de las más prestigiosas instituciones en materia de ingeniería. Tiene una larga historia de innovación y excelente calidad. El Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de esta escuela se ubica permanentemente entre las clasificaciones de los mejores programas de ingeniería, tanto de primer ciclo universitario como de postgrado.
“Nuestro programa ha estado clasificado con regularidad durante muchos, muchos años por el informe U.S. News and World Report (USNWR)”, dijo Albert Valocchi, jefe adjunto y director de estudios de postgrado en el Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental. La clasificación anual de la revista USNWR es algo que estudiantes, padres, docentes e instituciones siguen de cerca, ya que se considera uno de los pocos indicadores independientes de calidad de programas, aunque estas clasificaciones no dejan de tener críticos.
El antiguo campo de la ingeniería civil, que toma su nombre para contraponerse a la ingeniería militar, trata del diseño, la construcción y el mantenimiento de puentes, carreteras, canales, presas y edificios. Ingenieros civiles construyeron las pirámides, los jardines colgantes de Babilonia, los acueductos romanos, el canal de Suez y en tiempos modernos, con ayuda de ingenieros especializados, los rascacielos del mundo.
“Una de las cosas que hacen único a nuestro programa es que tenemos un departamento enorme, cubrimos las principales subdisciplinas de la ingeniería civil y ambiental, y tenemos realmente buenos programas en todas las materias, nos distinguimos en todas estas materias”, dijo Valocchi.
Ghadir Haikal, de Siria, es candidata al doctorado, y está de acuerdo: “He tenido acceso a investigación y clases de primera categoría en varias disciplinas”, dijo.”Disfruto profundamente al asistir a clases impartidas por profesores tan distinguidos y al participar en investigaciones científicas tan innovadoras. La amplia experiencia de los profesores y la calidad de las instalaciones para la investigación hacen que el entorno académico sea muy dinámico y productivo.”
El aspecto más importante de la experiencia en Illinois podría tener que ver con el hecho de que los estudiantes internacionales, como Haikal, componen casi un tercio de los matriculados en el programa de maestría y tres cuartos de los participantes en el programa de doctorado.
“En el aspecto académico, se llega a trabajar con un famoso profesor en algún proyecto innovador, pero creo que aquí hay una gran experiencia cultural”, dijo Valocchi. “Se intercambian impresiones con estudiantes del país y con muchos alumnos de otros lugares. Suele haber algún tipo de interacción en el aula o en la ejecución de sus proyectos cuando tienen reuniones de grupo o trabajan en equipo. Creo que eso es realmente importante, la experiencia cultural”.
Haikal concuerda: “Me he beneficiado mucho al participar en actividades de formación y extraescolares, además de los diversos y desafiantes proyectos de investigación”, indicó. “Estas experiencias han tenido una influencia clave en mi desarrollo profesional y personal.”
CONCENTRACIÓN EN LA INFRAESTRUCTURA
Durante gran parte del siglo XX, el nombre del departamento era “Ingeniería Civil y Sanitaria”. En la década de 1990, el departamento cambió su nombre al actual “Ingeniería Civil y Ambiental”, comentó Valocchi, ya que el “campo se amplió para abarcar mucho más que el tratamiento de los desechos humanos y la oferta de agua potable, al entrar en el aspecto del impacto ambiental de los contaminantes en corrientes, ríos y océanos, e incluso en la emisión de contaminantes al aire”. En la ingeniería civil siempre se ha visto la conexión entre cimientos, edificios, carreteras y estructuras en relación con el agua y las aguas residuales, según dijo.
“En el campo de la ingeniería ambiental hay mucha yuxtaposición con personas que trabajan en biología molecular, la gente que trabaja en asuntos del genoma y de ADN y este tipo de cosas que normalmente no se asocian con la ingeniería ambiental”, explicó Valocchi.
“Nuestro enfoque de ingeniería civil es la infraestructura, y existe una conexión directa con el bienestar público y el beneficio social, así que aquí recibimos a muchos estudiantes de países en desarrollo”, indicó Valocchi.
“Tenemos instalaciones de investigación excelentes. Nuestro departamento recibe una gran cantidad de financiación externa para la investigación. Por lo tanto hay muchas oportunidades para la investigación. Creemos también que nos beneficia el hecho de estar en la Escuela de Ingeniería ya que hay muchos otros departamentos excelentes. Nos benefician los extraordinarios conocimientos que nos rodean en otros departamentos, ya que podemos colaborar con ellos en la Escuela de Ingeniería, o incluso en otras secciones del campus”, expresó.
De hecho, la investigación en la escuela en su totalidad ha recolectado más de 167 millones de dólares en fondos para más de 1.900 proyectos de 650 investigadores y miles de alumnos de postgrado y de primer ciclo.
USNWR también ha clasificado en primera posición a los programas de primer ciclo universitario en ingeniería de materiales y agrícola, así como el programa de postgrado de ingeniería en física de materia condensada. La mayoría de los demás programas de la escuela se clasifican entre los 10 primeros a nivel nacional. El sistema de clasificación mundial de universidades (Academic Ranking of World Universities – ARWU) clasificó en 2007 a esta universidad de Illinois en el tercer puesto entre universidades de todo el mundo para tecnología de ingeniería y ciencias informáticas.
El Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad de Illinois es grande, cuenta con 546 alumnos de primer ciclo y 362 alumnos de postgrado. La Escuela de Ingeniería en sí también es grande ya que tiene matriculados 5.600 alumnos de primer ciclo y más de 2.500 estudiantes de postgrado y 12 departamentos. De los alumnos de postgrado en ingeniería civil, 168 están matriculados en programas de maestría y 194 en el programa de doctorado. Alrededor de un cuarto de los estudiantes de postgrado en ambas categorías, maestría y doctorado, son mujeres.
Desde que Imhotep creó la ingeniería necesaria para levantar la pirámide de Saqqara, la demanda de ingenieros civiles sigue creciendo. Hoy día, dijo Valocchi, el mercado de trabajo para los ingenieros civiles en Estados Unidos es tan boyante que “es extremadamente difícil convencer a un estudiante del país de que se quede a estudiar el doctorado” una vez que completa su titulación de maestría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.