Uno de cada tres pacientes sometidos a cirugía desarrolla una infección

Las tasas de infección en hospitales del mundo en desarrollo son mucho más altas que las de países desarrollo, revela un estudio llevado a cabo por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según los científicos, la lucha contra la malaria y tuberculosis en estos países no debería oscurecer ese problema creciente.

El equipo dirigido por investigadores de la organización revisó 220 estudios previos y encontró que las tasas de infección en los países en desarrollo son tres veces más altas que en Estados Unidos.

Y el problema, afirman en la revista The Lancet, está pasando en gran parte desapercibido.

Estas infecciones -causadas por una variedad de bacterias- pueden prolongar el internamiento en el hospital, causar discapacidad a largo plazo, aumentar la resistencia a medicamentos esenciales, e incluso causar muerte.

El equipo, que incluye al profesor Liam Donaldson, quien fuera asesor principal médico del gobierno británico, analizó datos desde 1995 sobre las enfermedades bacterianas vinculadas a hospitales y clínicas, incluidas infecciones del tracto urinario, flujo sanguíneo y de cirugía, así como neumonía adquirida en hospitales.

Según los investigadores, la tasa de infección de países desarrollados es de 15,5 por cada 100 pacientes, mientras que en Europa es de 7,1 y en Estados Unidos de 4,5.

La diferencia en las infecciones de salas de cuidados intensivos incluso es mayor, dicen los autores.

En países en desarrollo estas tasas son de 47.9 por cada 1.000 pacientes-día, comparado con 13,6 en Estados Unidos.

Según los autores, «uno de cada tres pacientes sometidos a cirugía en algunos hospitales con recursos limitados resultan infectados».

«Existen soluciones y ahora es el momento de actuar. So no lo hacemos el costo serán más vidas trágicamente perdidas».

Los investigadores afirman que medidas simples y de bajo costo, como mejor higiene de manos, vigilancia y educación para el personal médico podrían hacer una enorme diferencia.

El doctor Didier Pittet, uno de los principales investigadores, afirma que «quizás existe la idea equivocada de que las infecciones asociadas al cuidado de la salud no surgen en los países en desarrollo, simplemente porque sus sistemas de atención a la salud se ven bombardeados con otros asuntos que en los países de altos ingresos ya se resolvieron o controlaron hace tiempo».

El doctor Victor Rosenthal, del Consorcio Internacional de Infecciones de Nosocomio, establecido para combatir las infecciones en hospitales en todo el mundo, recibió positivamente el estudio.

«Las infecciones asociadas al cuidado a la salud en los países en desarrollo son un asunto grave que ha sido muy poco investigado», dice el experto.

Y agrega que es probable que las tasas más altas de infecciones estén provocando muerte y costos adicionales. El experto pide que se tomen medidas para combatir el problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.