Usar ropa interior ajustada causaría infertilidad

images (4)El exceso de baños calientes, saunas y el uso constante de mantas eléctricas también podrían ocasionar problema de fertilidad, según este estudio.
Llevar una dieta balanceada, limitar el consumo de alcohol y no fumar eran hasta ahora las recomendaciones más frecuentes para mejorar la fertilidad de los hombres. Sin embargo, un revelador estudio en Inglaterra también nos alerta que el uso de la ropa interior apretada causaría problemas de fertilidad.
Esta investigación, realizada por científicos de las universidades de Sheffield y Manchester, que fue publicada por la revista británica Human Reproduction, revela que si se busca ser padre se debe abandonar el uso de calzoncillos o bóxeres demasiado ajustados. Por lo menos, hasta que ocurra la concepción del hijo.

La explicación recaería en que, al llevar puesto una prenda íntima apretada, la temperatura de los testículos se elevaría. Al respecto, el Dr. Roly Hilario Esteban, especialista en Reproducción Humana de la clínica Procrear de Miraflores, manifestó que es posible verse afectada la calidad espermática con el incremento de temperatura de los testículos.
“El uso de la ropa muy ajustada y sintética es contraproducente, ya que los genitales necesitan estar a un grado o dos por debajo del calor corporal habitual y estas prendas no lo permiten, lo que afecta la calidad espermática del varón y, por consiguiente, le genera problemas de fertilidad”, manifestó.
Asimismo, el especialista recomendó evitar ropas muy ceñidas al cuerpo y que, por el contrario, sean más bien holgadas, a fin que permitan mayor ventilación en la zona pélvica. De otro lado, dijo que “es poco probable que estas prendas generen infecciones, pero siempre está latente un ligero riesgo al cual debemos también prestarle atención”.
Por su parte, los científicos de la mencionada investigación también determinaron que la práctica habitual del ciclismo podría afectar la fertilidad masculina, por el constante roce de los testículos con el asiento de la bicicleta.
Finalmente, si bien es cierto que este estudio no tiene como fin alarmar, debemos tomar mayor cuidado de nuestras zonas genitales. Muchas veces las modas y prácticas copiadas de otras culturas nos pueden terminar por perjudicar sin saberlo.