El uso continuado de ropa ajustada puede dañar tu salud

cinturaEl excesivo uso de ropa ajustada puede traer problemas circulatorios como hinchazones o retornos venosos que pueden favorecer la aparición de varices o celulitis.

Vestir de manera habitual ropa ajustada puede provocar alteraciones ginecológicas, ya que al favorecer la falta de transpiración puede producir la aparición de hongos.

Debemos prestar atención a la altura a la que abrochamos el pantalón o la falda. Llevar la ropa muy ceñida limita el libre movimiento de la cadera y la columna lumbar. Esto puede producir dolor en la zona y a largo plazo puede causar molestias en otras partes del cuerpo.

En la zona torácica esta vestimenta puede producir problemas respiratorios al dificultar el movimiento fisiológico de expansión costal y evitar una correcta respiración diafragmática. Es aconsejable llevar una talla perfecta del brasier ya que una incorrecta puede provocar problemas en la columna dorsal y dificultar la respiración. Una tira del brasier mal regulada puede activar los puntos gatillo que causan dolor en el hombro, por la compresión, y en la cabeza. La ropa ajustada puede obstaculizar una correcta digestión al favorecer el reflujo gástrico con sensación de acidez. «El uso inadecuado del tallaje de la ropa puede causar una disminución de la circulación sanguínea que genera un aumento de tensión ocular y de la tensión de la musculatura del cuello.