Utilizando iPads ya están haciendo exámenes de la vista

171016Un grupo de médicos están utilizando iPads para hacer exámenes de los ojos a una comunidad en Nepal, la idea es detectar a personas con glaucoma y ayudarles antes de que sea demasiado tarde.

Los pueblos de África y de otros lugares marginados del mundo tienen una esperanza con este tipo de innovaciones tecnológicas ya que actualmente los exámenes oculares se hacen en grandes y complicadas máquinas que en muchas ocasiones no es posible llevar hasta lugares remotos.

El sitio npr.org señala que el doctor Chris Johnson y sus colegas están probando una aplicación gratuita llamada Visual Fields Easy donde hasta el momento han detectado cerca de 200 casos de pacientes con glaucoma en un poblado de Nepal.

Señala que al principio fue escéptico, pero resultó que la aplicación es muy buena para identificar a las personas con la enfermedad en un grado de moderada a severa y así también pudieron descartar a personas con visión normal.

Otros médicos en el mundo también están probando la tecnología móvil como herramientas funcionales para pruebas oftalmológicas.

El Dr. David Myung, jefe de residentes en el Hospital Universitario de Stanford, quería encontrar una manera fácil de fotografiar el ojo por dentro y por fuera. Es una prueba oftalmología común pero que se hace en una máquina que cuesta decenas de miles de dólares y requiere una formación especializada. El especialista quería algo que un médico de urgencias o una enfermera pudieran usar sobre la marcha.

«Queríamos encontrar una tecnología que resultara barata y fiable», así que a él y a sus colegas se les ocurrió un brazo de plástico que encajara en un iPhone, la idea era lograr una lente oftalmológica en frente de la cámara del iPhone a la distancia justa. «El brazo de plástico es casi tan barato como su precio de colocación»

Es fácil de usar, dice el especialista; “es un poco como tratar de tomar fotos de tus hijos que están en movimiento todo el tiempo, si tomas 10 o 15 fotos seguramente una de ellas va a estar en foco.»

El aparatito también está siendo probado para ver si se puede detectar con fiabilidad a las personas con retinopatía diabética en un hospital público.

Este tipo de ayuda fue pensada originalmente para países en desarrollo, pero no queda descartada la posibilidad de que en el mediano plazo las personas en general puedan hacerse una prueba oftalmológica en casa en vez de ir a una clínica donde tangan que pasar horas en una sala de espera con los ojos dilatados.