Vale la pena tener un vehículo con entrada y encendido sin llave, al oprimir sólo un botón

49888Actualmente, todas las marcas de autos tienen modelos que vienen con el conveniente sistema.

Por Fernando Santos Morales

No hay nada más práctico que venir cargado de paquetes sin que nadie pueda ayudarlo, y con tocar levemente un botón ubicado por lo general en las manijas exteriores de las puertas delanteras, entrar rápidamente a la cabina, y una vez bien sentado, pisar el pedal del freno al tiempo que se oprime el botón de encendido: motor en marcha, poner el cambio y acelerar para irse.

Si el auto no tiene el sistema, tocaría, haciendo malabares, sacar la llave para introducirla en la cerradura (más que todo en autos antiguos o nuevos pequeños con equipo básico), o como en los sistemas más difundidos donde en la  ‘’llave’’ remota se ubican generalmente 4 botones, sacarla del bolsillo y por lo menos ‘’acertar’’ a oprimir el botón de apertura, en medio de la mala visibilidad y la incomodidad de la situación descrita al principio.

Algunas llaves inteligentes se presentan en forma de tarjeta y requieren ser insertadas en un alojamiento, para encender el motor y arrancar. Son buenas, pero las mejores son las que estando muy cerca del carro, permiten la entrada y el arranque, sin tener que sacarlas del bolsillo o la cartera en el caso de las mujeres.

Las más comunes esconden en su interior la verdadera llave que permite entrar al vehículo cuando por algún motivo se agota la batería y no hay energía para nada. Que recuerde (salvo algún Cadillac que se me escape), el sistema lo estrenó Mercedes Benz en su CL, precioso coupe grande, presentado a finales de 1999. Algunos de los sistemas del primer lustro del siglo XXI dieron problemas en ciertas firmas.

Por ejemplo, si estacionaban el carro cerca de un organismo estatal de seguridad, empezaban a fallar por los inhibidores de frecuencia que por obvias razones operan ese tipo de entidades. Así, los autos no prendían, o no se podía ingresar a ellos.

Al principio también se alertó sobre la interferencia que podrían provocar los teléfonos celulares y hasta los marcapasos. Hoy en día con la evolución que ha tenido la electrónica con las comunicaciones, es muy raro que se presenten ese tipo de problemas.

Los celulares, el Bluetooth, y la numerosa cantidad de módulos o computadoras montadas en los carros actuales con sus respectivas líneas de comunicación, son perfectamente compatibles con las tarjetas o llaves inteligentes.

Muchos estudios científicos han demostrado que llevar la tarjeta de encendido en un bolsillo cercano a la zona donde está ubicado un marcapasos, no provoca ninguna interferencia de ningún tipo en el funcionamiento no sólo de la tarjeta en sí, sino del vital elemento médico.

Sin embargo, por precaución, hay que consultar al médico sobre las características de los dispositivos o implantes utilizados. Dejando atrás los asuntos médicos, hay algo que no me ha gustado en muchos vehículos probados, equipados con el sistema, y que considero es una falla de seguridad.

Una vez prendido el auto, si nos bajamos sin apagarlo y nos alejamos con la tarjeta en el bolsillo, el auto no se apagará, y simplemente cualquier persona puede montarse e irse con el vehículo……en casi todos encenderá el testigo o una alarma sonora alertará de que la llave no está a prudente distancia. Aunque es muy raro dejar un carro encendido sin seguro, a disposición de cualquiera, puede llegar a suceder.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.