Ya está científicamente comprobado que beber alcohol sí acelera el envejecimiento prematuro

Si tienes el hábito de tomarte unos tragos cada fin de semana, debes saber que beber alcohol te envejece más rápido y está científicamente comprobado.

No, no es broma… no servirá de mucho llevar una rutina de cuidado de la piel si te gustan las bebidas alcohólicas. De acuerdo con un estudio publicado en la revista científica Molecular Psychiatry, el consumo de alcohol en exceso es capaz de sumarnos varios años porque afecta de manera directa al ADN a través de los telómeros, los cuales, se encargan de proteger nuestro material genético.

Aunque el envejecimiento es un proceso natural del cuerpo donde el cambio más evidente se presenta en la piel, pues se presentan las arrugas, manchas en la piel, flacidez por pérdida de elasticidad o líneas de expresión, lo cierto es que todo el cuerpo sufre daños, describen especialistas del instituto médico Mayo Clinic. 

¿Cómo afecta el alcohol al proceso de envejecimiento?

De acuerdo con los resultados de un nuevo análisis de base genética, el alcohol acelera directamente el envejecimiento del cuerpo al dañar el ADN de los telómeros, es decir, la región de secuencias repetitivas de ADN que se ubican en el extremo de un cromosoma para protegerlos de los daños.

El problema es que una vez que los telómeros se acortan demasiado se acelera el envejecimiento, pero lo más es que la probabilidad de desarrollar enfermedades relacionadas con la vejez aumenta considerablemente, por ejemplo, Alzheimer, cáncer o enfermedades coronarias.

Para que te des una idea más clara, la longitud de los telómeros se considera un gran indicador del envejecimiento biológico, cada vez que una célula se replica, se pierden entre 50 a 100 bases de ADN, pero cuando los telómeros son demasiado cortos, las células ya no pueden dividirse y comienzan a morir, acelerando el envejecimiento prematuro.

Para realizar este estudio, los investigadores analizaron la relación que existe entre el consumo de alcohol y la longitud de los telómeros en 245 mil voluntarios de Reino Unido, donde se utilizó un método genético mejor conocido como aleatorización mendeliana, cabe señalar que es la primera vez que se aplica para investigar los efectos del alcohol ante el envejecimiento.

Durante el estudio, los investigadores utilizaron variantes genéticas que se asociaban con el consumo de alcohol, así como trastornos por consumo de alcohol en estudios de asociación a gran escala del genoma. Sin embargo, para complementar el análisis, también se realizó una evaluación observacional, la cual se basó en la ingesta de alcohol semanal de los participantes.

Como resultado, se observó una asociación significativa entre el consumo de alcohol en exceso con la reducción de los telómeros. ¡Tal como lo lees! Aquellas personas que suelen beber más seguido envejecen más rápidamente.

La mayoría de los participantes son bebedores actuales, mientras que sólo el 3 por ciento de ellos no había bebido nunca y el 4 por ciento ha bebido anteriormente, por otra parte, el 51 por ciento fueron hombres y el 49 por ciento mujeres.

De acuerdo con el estudio, existen dos conclusiones que apoyan que el alcohol influye en el proceso de envejecimiento, por un lado, los efectos del envejecimiento sólo se detectaron en los bebedores actuales, por otra parte, la variante genética más predominante en el análisis fue la AD1HB, es decir, el gen del metabolismo del alcohol.

Como podrás darte cuenta, disminuir el consumo de alcohol es indispensable para evitar el envejecimiento prematuro, pero también las enfermedades que se relacionan con la edad.