Ya hay dos vacunas eficaces contra la obesidad

Según un nuevo estudio, publicado en  Journal of Animal Science and Biotechnology, dos vacunas dirigidas hacia una hormona, la somatostatina, han demostrado ser eficaces en el tratamiento contra la obesidad.

La obesidad y las enfermedades relacionadas con la obesidad constituyen un problema de salud mundial. La somatostatina es una hormona peptídica que inhibe la acción de la hormona del crecimiento (GH) y es similar al factor de crecimiento de insulina (IGF-1), dos moléculas implicadas en el incremento del metabolismo y en la pérdida de peso. La vacunación con la somatostatina modificada hace que el cuerpo genere anticuerpos frente a la somatostatina, eliminando así de forma eficaz esta inhibición, sin interferir con las hormonas de crecimiento y, posteriormente, aumentar el gasto de energía y la pérdida de peso.

Ahora, el trabajo de Keith Haffer, de Braasch Biotech LLC, demuestra la eficacia de las vacunas en dos grupos de diez ratones machos obesos en comparación con un grupo control de diez ratones que recibieron inyecciones de solución salina. Todos los ratones habían sido alimentados con una dieta alta en grasas durante ocho semanas antes del estudio y siguieron comiendo la misma comida durante las seis semanas del ensayo. La vacuna se administró dos veces -al inicio del estudio y una dosis de refuerzo en el día 22-.

Reducción del peso

Cuatro días después de la primera vacuna de somatostatina modificada, los ratones vacunados tuvieron una reducción del 10% en el peso corporal. Al final del estudio, los resultados mostraron que ambas vacunas indujeron anticuerpos a la somatostatina y redujeron significativamente el peso corporal, sin afectar a los niveles normales de la hormona de crecimiento IGF-1, o los niveles de insulina.

«Este estudio demuestra la posibilidad de tratar la obesidad con la vacunación -explicó Keith-. Aunque son necesarios más estudios para descubrir las implicaciones a largo plazo de estas vacunas, el tratamiento de la obesidad humana, con este tipo de vacunas podría proporcionar una opción no quirúrgica para la lucha contra la epidemia de la obesidad».

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.