Ya se conoce el origen del hombre de 9.000 años hallado en EE.UU.

0d33645eedf4c4757363caf95659619b_LDurante casi dos décadas los científicos no lograron ponerse de acuerdo sobre la etnia y los orígenes del ‘hombre de Kennewick’ hallado en 1996 en las orillas del río Columbia en el Estado de Washington, EE.UU.

Algunos aseguraban que el esqueleto, de más de 9.000 años de antigüedad, estaba relacionado con los pueblos indígenas de Japón o Polinesia mientras que otros afirmaban que tenía rasgos caucásicos.

Sin embargo, un nuevo y revelador estudio publicado en la revista ‘Nature’ ha dado razón a aquellos que creían que el ‘hombre de Kennewick’ era el antecesor de los actuales indígenas norteamericanos.

«Mediante el uso de ADN antiguo logramos demostrar que el ‘hombre de Kennewick’ está más relacionado con los nativos americanos que con cualquier otra población», sostiene uno de los autores de la investigación Morten Rasmussen, de la Universidad de Copenhague, Dinamarca.

Aunque el análisis de ADN, extraído de los huesos del esqueleto, no pudo determinar con seguridad a qué tribu en particular pertenecía, los investigadores consideran que lo más probable es que fuera el antecesor de los habitantes de la actual Reserva india de Colville en Washington