Ya se puede controlar el ritmo cardiaco y monitorear otras enfermedades con su móvil

La compañía Sano Intelligence desarrolla y perfecciona una “API para la circulación sanguínea” que permite monitorear varias de las funciones vitales del cuerpo, como el ritmo cardiaco, mediante señales que son enviadas a un dispositivo telefónico o receptor de manera inalámbrica.

Se trata de un dispositivo en forma de parche indoloro que puede registrar lo que comúnmente se mide en un grupo de pruebas metabólicas básicas, como los niveles de glucosa, la función renal y el equilibrio electrolítico, cuyos niveles se conocen mediante una prueba de sangre.

Por lo cual, se plantea no sólo una nueva forma de controlar los signos vitales, sino también de una alternativa de análisis que impliquen menor costo y, por no ser necesario el uso de agujas, menor dolor, para conocer también los niveles de glucosa y  potasio en la sangre.

Asimismo, este dispositivo que es a prueba de agua, permitirá a pacientes con enfermedades crónicas, como del corazón, tener muy controlado su ritmo cardiaco, para prevenir taquicardias, fallos u otros eventos graves, como un infarto agudo al miocardio. Conoce más sobre las enfermedades cardiovasculares.

Al respecto, la señal que emite este parche puede ser incluso monitoreada por los médicos de este tipo de pacientes, a quienes también se les emitiría una alerta cuando haya un cambio significativo en los signos vitales de quien lo porta.

Cabe recordar que no sólo por algún padecimiento el ritmo cardiaco se puede alterar; existen diversos factores, aparte del ejercicio, que lo modifican de manera temporal. Entre los más comunes se encuentran: Emociones o estrés, el calor, la altitud, fatiga y el consumo de cafeína, alcohol o alguna otra droga.

Por lo anterior, este tipo de desarrollos tecnológicos benefician la calidad de vida de personas con algún padecimiento crónico degenerativo, pero además, se constituye como una herramienta más de prevención de enfermedades cardiovasculares que son la principal causa de muerte en el mundo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.