Ya no será plástica la tarjeta de crédito del futuro

MAsterPass-en-telefono-movilDesde los años 70, pagar con plástico ha sido bastante común en todas partes: Los clientes deslizaban sus tarjetas, firmaban recibos y llevaban a casa sus compras.

Pero después de que violaciones de seguridad en Target a fines del año pasado llevaron a la pérdida de los datos personales de hasta 110 millones de clientes, la industria financiera está apurándose a adoptar tecnologías que alterarán ese ritual de décadas.

Impulsadas en gran medida por las preocupaciones de seguridad, las compañías y las emisoras de tarjetas de crédito dicen que están trabajando para volver obsoleto al sistema como lo conocen los consumidores a través de chips inteligentes y programación computacional avanzada.

Para muchos, ya era tiempo. Las raíces de la banda magnética en las tarjetas de crédito se remontan a la Segunda Guerra Mundial, un amplio periodo para que los ladrones aprendieran a hackear y robar esas líneas negras de apreciada información de cuentas.

El fraude con tarjetas de crédito totalizó casi 5,300 millones de dólares solo en Estados Unidos en 2012, dando a la industria un gran incentivo para idear un sistema mejor. Los esfuerzos para elevar la seguridad de las tarjetas estaban en marcha mucho antes de que los hackers violaran los sistemas de Target, Neiman Marcus, Michaels y otras cadenas de tiendas. Pero los recientes robos de datos inyectaron nueva urgencia a la adopción de tecnología más reciente.

“Pienso que éste llegará a ser el momento de definición sobre la manera en que vemos la seguridad en la industria”, dijo Eileen Serra, directora ejecutiva de Chase Card Services.

La industria de las tarjetas de crédito ha dependido desde hace tiempo de programas analíticos cada vez más sofisticados para identificar las transacciones potencialmente fraudulentas. Pero también se ha enfocado en un puñado de tecnologías que, afirma, protegerá mejor a los clientes en las tiendas y en línea.

Finalmente, aunque las tarjetas físicas seguirán en uso por algún tiempo, muchos en la industria predicen que el plástico como la forma primaria de pago dará paso a las carteras digitales incorporadas en los smartphones, las tablets y otros dispositivos.

“La banda magnética se volverá funcionalmente obsoleta”, dijo Ellen Richey, directora legal de Visa. “La tecnología móvil dominará”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.